Desea papa Francisco 'escribir' la paz en Ucrania

El pontífice mantuvo una reunión, de 18 minutos, con el primer ministro Arseniy Yatsenyuk, durante la cual le regaló una pluma.
La elección del papa Francisco al frente de los destinos de la Iglesia Católica es el inicio de una nueva era para la institución
Archivo (AFP)

Ciudad de México

El papa Francisco expresó su deseo porque se “escriba la paz” en Ucrania, durante una audiencia privada que sostuvo en el Palacio Apostólico del Vaticano con el primer ministro Arseniy Yatsenyuk.

“Espero que con esta pluma pueda escribir la paz”, dijo Jorge Mario Bergoglio al momento que le regaló al político un bolígrafo, al final del encuentro. “También lo espero yo”, respondió el mandatario interino.

Unos 18 minutos duró el coloquio cara a cara entre ambos, en torno a un gran escritorio de madera en la biblioteca personal del pontífice. Con ellos estuvo un intérprete.

A las 11:28 horas locales (09:28 GMT) ambos se saludaron en la Sala del Troneto, la antecámara de la biblioteca. Tras el cara a cara el primer ministro presentó a los miembros de su delegación, compuesta por cuatro personas.

Luego tuvo lugar un intercambio de regalos. Yatsenyuk obsequió al Papa una fotografía de la Plaza Maidan de Kiev la noche del último año nuevo. El lugar retratado estaba repleto de manifestantes.

“Este es el lugar donde los ucranianos luchamos por la libertad y los derechos”, señaló el primer ministro, en inglés.

Tras la foto de grupo y la entrega de rosarios de parte del obispo de Roma a los miembros de la comitiva, ambos se dirigieron a la puerta de salida. Allí, antes de despedirse, el pontífice exclamó: “Haré todo lo posible”, y aunque no se escuchó a qué se refería, parecía hablar de la paz en Ucrania.

Después de despedirse de Jorge Mario Bergoglio, el primer ministro se reunió –también en privado- con el “número dos” del Vaticano, el secretario de Estado Tarcisio Bertone.

Aunque Yatsenyuk viajó al Vaticano para asistir a la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, que se celebrará este domingo 27 de abril en la Plaza de San Pedro, decidió acortar su visita y regresar inmediatamente a su país por el inminente peligro de guerra.

En su representación participará en la ceremonia el jefe de gabinete de su gobierno, Ostav Severak.

Ucrania vive fuertes convulsiones internas tras la anexión unilateral de la región de Crimea a la Federación Rusa y los levantamientos de rebeldes prorrusos en el este de ese país.