Derechos de los niños: ONU no incluyó a Israel en lista de la vergüenza

Naciones Unidas no hizo caso de llamados de ONG's que reclamaban incluir a Israel y Hamas en la lista de países y grupos que violaron los derechos de los niños en conflictos armados.
La canciller alemana, Angela Merkel (d), saluda al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hoy en la cumbre del G7 en Elmau
La canciller alemana, Angela Merkel (d), saluda al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hoy en la cumbre del G7 en Elmau (EFE)

Nueva York

La ONU no incluyó hoy a Israel en su "lista de la vergüenza", que incluye a países y grupos que violaron los derechos de los niños en conflictos armados, pese a llamados de ONG's después de la guerra en Gaza el verano boreal pasado.

Organizaciones como Human Rights Watch (HRW) habían pedido al secretario general, Ban Ki-moon, que añadiera a Israel y al movimiento palestino Hamas a esta lista. Más de 500 niños murieron durante el conflicto en Gaza en el verano boreal de 2014.

Ban decidió no incluir a Israel en esta lista, aunque se declaró "extremadamente preocupado" por las "graves violaciones sufridas por los niños durante operativos militares israelíes en 2014". Expresó "serias preocupaciones en cuanto al respeto por parte de Israel del derecho humanitario internacional".

El embajador de Israel ante la ONU, Ron Prosor, se mostró satisfecho: Ban "tuvo razón al no someterse al mandato de organizaciones terroristas y de Estados árabes, en su decisión de no incluir a Israel en esta lista de la vergüenza, junto a organizaciones como el grupo Estado Islámico (EI), Al Qaeda y los talibanes".

El conflicto de 50 días en 2014 entre Israel y Hamas en Gaza provocó la muerte de 539 niños y dejó 2,956 heridos. Entre éstos, muchos niños palestinos sufren traumatismos y otros quedarán discapacitados de por vida, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La lista actualizada y difundida el lunes por la ONU incluye 51 entidades, entre las cuales Boko Haram, el grupo EI, y los ejércitos de ocho países, entre los cuales Siria, Yemen, República Democrática del Congo y Sudán del Sur.