Deporta China a turistas por ver vídeo "de incitación al terrorismo"

La prensa oficial publicó que el grupo de extranjeros ha sido liberado sin cargos, después de una semana en un centro de detención y devueltos a su país de origen.

Pekín

El Gobierno chino ha deportado a 20 turistas de Reino Unido, India y Sudáfrica que habían sido detenidos en Mongolia Interior por supuestamente ver "un vídeo de incitación al terrorismo y al extremismo religioso", según confirmaron las autoridades.

La prensa oficial publicó que el grupo de turistas ha sido liberado sin cargos después de una semana en un centro de detención y devueltos a su país de origen.

De acuerdo con la Policía, los extranjeros, que estaban en un viaje de 47 días organizado por una touroperadora china, vieron un documental en sus habitaciones de hotel y después de que alguno de ellos se marchara, el resto "comenzó a ver vídeos de incitación al terrorismo".

Las autoridades aseguran que la Policía encontró vídeos similares en un móvil de uno de los turistas, Hoosain Ismail Jacobs, de nacionalidad sudafricana.

No obstante, en un comunicado publicado por la familia Jacobs, se ofrece otra versión del ocurrido al señalar que los arrestos se produjeron "por un desafortunado malentendido".

Según el comunicado, el grupo visualizó un documental de Genghis Khan "para ampliar su entendimiento de la región en la que estaban -Mongolia Interior-, y eso pudo ser entendido de manera errónea como material de propaganda".

"Sólo se puede entender que fueron los funcionarios de poca experiencia que llevaron a cabo la detención inicial en Mongolia Interior quienes cometieron un error, debido, quizá, a su desconocimiento del inglés. La familia Jacobs agradece a las autoridades chinas de alto nivel de Pekín su manera de resolver el desafortunado error", añade.

En el comunicado se recuerda que ningún miembro del grupo tenía antecedentes criminales.

Las detenciones se produjeron en el aeropuerto de Ordos, ciudad de Mongolia Interior, el 10 de julio, justo antes de que el grupo embarcara en un avión camino de su siguiente destino del viaje, Xian.

El grupo, formado por nueve británicos, diez sudafricanos y un indio de religión musulmana, cristiana o hindú, comenzó su viaje en Hong Kong y tenía previsto acabarlo en la metrópolis de Shanghái.