Demócratas presentan propuesta de reforma migratoria en EU

La representante de California, Nancy Pelosi, presentó la propuesta y dijo que les gustaría que la reforma proteja a inmigrantes sin papeles por la vía de naturalización.
Archivo Milenio
(AP)

Washington DC -Baltimore

La bancada demócrata de la cámara baja en el Congreso estadunidense presentó hoy un proyecto de ley de reforma migratoria, en un nuevo intento por regresar el tema a la discusión, el cual se relegó por agudas discrepancias partidistas entorno al primer cierre parcial del gobierno federal en ese país.

La representante por California Nancy Pelosi dijo que la legislación propuesta "es 100% bipartidista, cada pieza tiene apoyo bipartidista", al presentar junto a otros 22 miembros de su bancada el proyecto de ley, inspirado en la versión aprobada por el Senado en junio.

"Esto de ninguna manera es un reto al presidente de la cámara baja (el republicano por Ohio John Boehner). Es una sugerencia. El ha dicho que le gustaría someter algo a votación. Nos gustaría que tuviera estas características: que proteja la frontera, a nuestros trabajadores, con una vía a la naturalización" para los inmigrantes sin papeles, agregó Pelosi.

Pero la nueva versión reemplaza una enmienda incluida en el Senado, la cual buscaba invertir 49 mil millones de dólares para reforzar la seguridad en la frontera, por un proyecto de ley de seguridad fronteriza aprobado por la comisión de seguridad nacional de la cámara baja.

El congresista por Florida Joe García dijo que el proyecto de ley "no es perfecto. Posiblemente cada uno de nosotros podría presentar algo mejor. Pero es un proyecto de ley de compromiso".

Los demócratas cumplieron su meta de presentar el proyecto de ley antes de que activistas realicen concentraciones el sábado 5 de octubre en decenas de ciudades estadounidenses, las cuales están a favor de la una reforma migratoria que incluya la opción de la naturalización.

[b]Parálisis en Washington retrasa discusión migratoria[/b]

El cese parcial de actividades del gobierno federal estadunidense ha provocado el cierre de numerosos despachos y la suspensión de audiencias previstas por varias comisiones legislativas, incluyendo las relacionadas a una reforma migratoria.

La comisión judicial de la cámara baja canceló dos audiencias previstas esta semana: una sobre la implementación de un sistema que rastree la salida de extranjeros del territorio estadounidense y otra sobre el deber constitucional de presidente para aplicar las leyes.

La mayoría republicana ha criticado reiteradamente a Obama por considerar que abusó de su autoridad presidencial al lanzar el año pasado un programa para suspender las deportaciones de algunos inmigrantes sin papeles menores de 30 años, conocidos en inglés como "dreamers".

El Congreso mantiene en el limbo a la reforma migratoria, ya que la mayoría republicana en la cámara baja se ha mostrado reacia a debatir el proyecto de ley aprobado por el Senado en junio, el cual concede a los inmigrantes sin papeles la opción de la naturalización.

La comisión judicial de la cámara baja aprobó en julio cinco proyectos de ley en áreas migratorias, todos de corte restrictivo a la inmigración ilegal.