El Salvador investigará datos bancarios de ex presidente Flores en el extranjero

La Corte Suprema de Justicia dio su aprobación a la petición de la Fiscalía General de la República, ante la que doce organizaciones de la sociedad civil denunciaron hoy penalmente al ex ...
Francisco Flores, ex presidente de El Salvador, en una imagen de archivo
Francisco Flores, ex presidente de El Salvador, en una imagen de archivo (EFE)

San Salvador

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador acordó hoy indagar en las operaciones bancarias en el extranjero del ex presidente salvadoreño Francisco Flores Pérez, quien es investigado por el manejo de millonarias donaciones de Taiwán. A petición de la Fiscalía General de la República (FGR), el pleno de la CSJ "aprobó solicitar la información bancaria del ex presidente Francisco Flores", indicó el órgano judicial en un breve comunicado.

Aunque la CSJ no mencionó a qué países pedirá la información, el fiscal general, Luis Martínez, declaró el martes a la prensa que la reciente solicitud de la FGR se refiere a "asistencias internacionales" a "Costa Rica, Bahamas y Estados Unidos". Martínez recordó que este tipo de asistencia internacional le corresponde tramitarla a la CSJ, según la legislación local. La corte, por su parte, apuntó en el comunicado que sus peticiones al extranjero se basarán "en tratados internacionales contra la corrupción y cooperación en materia penal".

La Fiscalía ya ha bloqueado las cuentas bancarias y bienes inmuebles de Flores como medida cautelar en el marco de sus investigaciones sobre el destino de unas donaciones procedentes de Taiwán por diez millones de dólares que él recibió entre 2003 y 2004. Flores, quien gobernó en el período 1999-2004 por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), hoy partido opositor, fue denunciado por estos hechos por el actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes.

Según las reiteradas denuncias de Funes en base a un reporte del departamento estadunidense del Tesoro, los cheques entregados a Flores por Taiwán fueron cambiados en bancos de Estados Unidos, Costa Rica y Bahamas. Flores es buscado desde finales de enero pasado por la Policía para que comparezca ante una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa salvadoreña, que también indaga sobre el caso.

Tras dos comparecencias ante la comisión, el 7 y el 28 de enero, Flores no acudió a una nueva cita el 30 de ese mes, por lo que los diputados pidieron a la Policía ese día obligarlo a ir a declarar, lo que no significa que vaya a ser capturado, según las autoridades. En su primera declaración ante la comisión, Flores admitió que recibió donaciones de Taiwán en cheques a su nombre y al margen de las cuentas públicas por, al menos, entre 15 y 20 millones de dólares, pero insistió en que desconocía específicamente los diez millones denunciados por Funes.

Asimismo, doce organizaciones de la sociedad civil salvadoreña denunciaron hoy penalmente ante la Fiscalía General de la República (FGR) a Flores Pérez por los delitos de peculado y lavado de dinero cuando ejerció su gobierno entre 1999 y 2004. Flores Pérez es demandado ante el ente fiscal por "delitos oficiales", tal como se contempla en la Constitución de la República y en el Código Procesal Penal, aseguraron los demandantes, entre ellos representantes de la Fundación de Estudio y Aplicación del Derecho (Fespad) y la Iniciativa Social para la Democracia (ISD).

Los ahora demandantes creen que la FGR se ha retrasado mucho en hacer el requerimiento penal ante un juez para que comience las diligencias del proceso penal. Los demandantes aseguran que el delito de peculado se le atribuye a Flores porque presuntamente se ha apropiado de dinero y bienes públicos en provecho propio.

El lavado de dinero se refiere al supuesto uso de dineros obtenidos del peculado que habría transferido, depositado, retirado y convertido para ocultar el ilícito. "Con esta demanda pretendemos, además, sentar un precedente para que este caso y otros actos de corrupción que se están investigando" no queden en la impunidad como ha ocurrido a lo largo de la historia en este país centroamericano, dice el comunicado de los demandantes.