Defiende Hollande política económica; promete no subir impuestos

"Asumiré los riesgos" del cambio, insistió Hollande, que defendió la ley Macron, que entre otras cosas amplía el trabajo dominical y liberaliza varias profesiones.
El presidente francés, Francois Hollande, durante la rueda de prensa en Bruselas
El presidente francés, Francois Hollande, en una rueda de prensa. (AFP)

París

El presidente francés François Hollande defendió el lunes la política económica y social de su gobierno, prometió que no habrá nuevos impuestos en 2015 y reiteró su apoyo a la llamada ley Macron, de inspiración liberal, criticada por sectores de izquierda.

"Haré todo cuanto pueda para que el crecimiento sea lo más elevado posible, para que tengamos más de 1% de crecimiento", dijo Hollande en una larga entrevista con la radio France-Inter.

Hollande asumió la responsabilidad de la espectacular subida del desempleo -600.000 desocupados más- desde que asumió la presidencia en 2012.

"Hay una responsabilidad que asumo", dijo Hollande, después de escuchar el testimonio de varios desocupados.

Pero la "cuestión no es saber por qué no funcionó" la política decidida al comienzo de su mandato "sino hacer que pueda funcionar de aquí al fin del quinquenio y lo más rápidamente posible", dijo Hollande.

Insistió en que era un presidente que asumía riesgos y descartó las críticas sobre las contradicciones desde el inicio de su mandato.

"Fui elegido para el cambio. Cambiaré todo lo que bloquee, impida, frene y perjudique a la igualdad y el progreso", dijo Hollande.

"Asumiré los riesgos" del cambio, insistió Hollande, que defendió la ley Macron, del nombre del ministro de Economía, Emmanuel Macron, que entre otras cosas amplía el trabajo dominical y liberaliza varias profesiones.

Esa ley es criticada por el ala izquierda del Partido Socialista, los comunistas y los ecologistas.

Hollande reiteró su promesa de no aumentar los impuestos en 2015, pero advirtió que tampoco estaba prevista una baja inmediata de la fiscalidad.

"Si el crecimiento es un poco superior" en 2015 a la previsión oficial de 1%, el sobrante será destinado a la reducción de los déficits, dijo Hollande.