Defensa de derechos humanos "no tiene fronteras": Piñera

El ex presidente de Chile, acompañado por el ex presidente colombiano, Andrés Pastrana, criticó en Caracas que América Latina dejó "sola" a Venezuela en su defensa de la democracia.
El ex presidente chhileno, Sebastián Piñera, durante la rueda de prensa de hoy en Caracas
El ex presidente chhileno, Sebastián Piñera, durante la rueda de prensa de hoy en Caracas (AFP)

Caracas

Los ex presidentes de Chile y Colombia, Sebastián Piñera y Andrés Pastrana, afirmaron hoy en Caracas que la defensa de la democracia y de los derechos humanos "no tiene fronteras", y criticaron que América Latina dejó "sola" a Venezuela en esta materia.

Ambos ex mandatarios, junto con el mexicano Felipe Calderón, participaron en el Foro "Poder Ciudadano y la Democracia de hoy", organizado por opositores al presidente venezolano Nicolás Maduro.

En el encuentro se insistió en que la unidad y la no violencia son los caminos para recuperar los valores democráticos en ese país sudamericano. En el mundo civilizado hay valores y principios como la libertad, la democracia y el respeto a los derechos humanos que no tienen fronteras, que son universales", afirmó Piñera.

"Quienes no somos venezolanos no debemos interferir en la política interna, pero sí tenemos el derecho y la obligación de levantar nuestra voz" ante lo que se consideren violaciones a derechos humanos, agregó.

Por su parte, Pastrana criticó a gobiernos de la región que no se han mantenido al margen de la situación política venezolana. "En América Latina hemos dejado sola a Venezuela", dijo.

El ex mandatario colombiano señaló que en Venezuela "se ha venido violando la Carta Interamericana (de derechos humanos), se ha venido violando la carta democrática, se está persiguiendo a los periodistas, a los estudiantes y se está atacando la libertad de expresión".

"La situación democrática en Venezuela no es la misma que hace cinco o diez años (...). Cada vez más tenemos que estar atentos y comprometidos a lo que pasa aquí, en Venezuela", dijo Piñera.

Tras afirmar que "para que exista democracia tiene que haber una auténtica división e independencia de los poderes del Estado", cuestionó si los poderes públicos en Venezuela "son verdaderamente independientes y autónomos".

El mexicano Felipe Calderón abogó por la necesidad de un verdadero diálogo "que permita reconocer al otro", y de llevar una política de "la no violencia" dentro de "la unidad de la oposición democrática".

Tanto Piñera como Calderón expresaron su deseo de que las naciones y los organismos internacionales expresen de forma "firme y clara" su compromiso y solidaridad con "la libertad la democracia y los derechos humanos en Venezuela".

Los expresidentes pidieron a Maduro la liberación del opositor radical Leopoldo López, "injustamente encarcelado", y de "todos los presos políticos", que calcularon en 63 personas.

También mostraron una carta manuscrita de López, acusado de incitar a la violencia en las protestas opositoras de febrero a mayo de 2014, en la que agradece a los exmandatarios su presencia en Venezuela.

Asimismo Piñera informó que recibió un documento de un comité de víctimas de las protestas ocurridas en 2014, asegurando que daría respuesta a esa misiva.

La visita de estos expresidentes motivó una airada reacción de Maduro, quien los acusó de "apoyar a un grupo de extrema derecha que desconoce al gobierno y que está llamando a un golpe de Estado cruento".

Pastrana y Piñera intentaron el domingo acceder a la prisión de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, para visitar a López, pero las autoridades no autorizaron el ingreso. La visita ha transcurrido sin mayores incidentes, en momentos en que Maduro viajó a Arabia Saudí para asistir al el funeral del rey Abdalá.