Decomiso récord de más de seis toneladas de cocaína en Perú

La incautación de la droga, que pertenecía a un cartel mexicano, es uno de los mayores golpes al narcotráfico en la historia del crimen organizado en el país andino.
Policías peruanos vigilan el alijo de cocaína en Trujillo, 550 kilómetros al norte de Lima
Policías peruanos vigilan el alijo de cocaína en Trujillo, 550 kilómetros al norte de Lima (AFP)

Lima

La policía antidrogas peruana elevó hoy a más de seis toneladas la cantidad de cocaína perteneciente a un cartel mexicano que decomisó el martes, una cifra récord en Perú y uno de los mayores golpes al narcotráfico en la historia del crimen organizado en este país.

"Estamos al 85% (del conteo) y hasta el momento tenemos un poco más de seis toneladas de droga hallada", dijo el general Vicente Romero, jefe de la policía antidrogas a periodistas en referencia a la revisión de un cargamento de carbón ubicado en cinco depósitos en el que se halló la droga camuflada en la ciudad de Trujillo (norte).

La carga tenía como destino a España y Bélgica, según los informes preliminares. "Continuamos hallando droga", acotó el general Romero, quien estimó que "estaríamos dentro de los decomisos más grandes e históricos hechos por la policía" en Perú. El ministro del Interior Daniel Urresti había informado el martes que la policía había descubierto 3.5 toneladas de cocaína de alta pureza y que continuaban el rastreo de droga.

Agentes antidrogas peruanos capturaron en el marco de esa operación a dos mexicanos y siete peruanos integrantes de un cártel de México, cuyo nombre no ha sido revelado por el ministerio peruano del Interior. Perú produce anualmente alrededor de 320 toneladas de cocaína y se ha convertido junto a Colombia, según la ONU, en uno de los mayores productores mundiales de ese alcaloide.

La droga estaba camuflada entre grandes trozos de carbón y escondido en cinco depósitos subterráneos que durante varias semanas los narcotraficantes habían acopiado, según las autoridades peruanas.

El ministro Urresti viajó el martes acompañado del presidente Ollanta Humala y del alto mando de la policía de narcóticos para supervisar las operaciones de decomiso. La cocaína estaba en paquetes que pesaban entre un kilo y kilo y medio y que los traficantes habían planificado trasladarlo a los puertos de Paita (frontera con Ecuador) y El Callao, en Lima.

La policía explicó que el operativo comenzó hace seis semanas con especialistas en inteligencia de la Dirección Antidrogas (Dirandro) de la Policía, que detectó un sospechoso acopio de carbón para Bélgica y España, países que no compran ese producto. "Se esperó hasta que los narcotraficantes comenzaron a camuflar los paquetes de droga en los trozos de carbón para intervenirlos", dijo el ministro.

En Perú operan mafias de México que envían la droga a su país para posteriormente llevarla a Estados Unidos. También mafias de sicarios colombianos y peruanos, que se alquilan al mejor postor para realizar ajustes de cuentas entre bandas rivales. Por su lado, Perú y Bolivia son los principales productores de hoja de coca, que sirve de materia prima para elaborar cocaína.