Declaran estado de emergencia por derrame químico en Virginia Occidental

La declaración permitirá que los nueve condados afectados por el vertido reciban ayuda, en una jornada en la que se han cerrado escuelas, bares y restaurantes y se ha pedido a los ciudadanos que ...

Washington

La Casa Blanca aprobó hoy la declaración de emergencia solicitada por el gobernador del estado de Virginia Occidental como consecuencia de un vertido químico en el río Elk, que ha dejado sin poder usa el agua corriente a más de 100,000 ciudadanos.

La declaración permitirá que los nueve condados afectados por el vertido reciban ayuda, en una jornada en la que se han cerrado escuelas, bares y restaurantes y se ha pedido a los ciudadanos que no usen agua del grifo para beber, cocinar, limpiar o bañarse.

El vertido procede de una fábrica de tratamiento de carbón que se encuentra junto al río Elk en la capital del estado, Charleston, y pertenece a la empresa Freedom Industries.

El agua del río con el producto químico "4-Methylcyclohexane Methanol" contaminó una central de suministro de agua, lo que obligó a las autoridades a pedir a la población que no usara el agua del grifo.

Antes incluso de que el gobernador declarara el estado de emergencia en nueve condados, algunos vecinos de la zona comentaron en la redes sociales que las cañerías olían de una manera sospechosa.

La alarma se disparó de inmediato entre la población afectada, decenas de miles de ciudadanos, que agotaron las reservas de agua mineral de todos los centros comerciales de estas áreas.