Damnificados de alud en Guatemala recibirán 150 casas en enero

El alud dejó 280 personas muertas, unas 100 desaparecidas y otras 300 en albergues.

Guatemala

El gobierno de Guatemala dijo hoy que construirá unas 150 viviendas en un terreno confiscado al crimen organizado, que deberán ser entregadas a más tardar en enero a familias damnificadas por el trágico alud del pasado 1 de octubre.

El alud dejó 280 personas muertas, unas 100 desaparecidas y otras 300 en albergues.

El ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), Víctor Corado, dijo que en ese predio serán construidas viviendas una vez que concluyan en unas tres semanas los trámites legales y dictámenes técnicos.

Destacó que la instrucción del presidente Alejandro Maldonado Aguirre es entregar a las familias damnificadas las nuevas casas antes de que finalice el gobierno, el próximo 14 de enero.

El proyecto tendrá un costo de 20 millones de quetzales (2.5 millones de dólares), de los que 12 millones de quetzales (1.5 millones de dólares) se invertirán en la construcción de 150 viviendas y el resto para la urbanización de la unidad habitacional.

El gobierno se ha comprometido a la construcción de 150 viviendas para las familias afectadas por el alud en la aldea El Cambray II, Santa Catarina Pinula.

El deslave el jueves uno de octubre, propiciado por las intensas lluvias de la temporada invernal en Guatemala, arrasó unas 125 viviendas.

Se trata de una finca de gran tamaño (10,8 manzanas de extensión), confiscada a un narcotraficante en prisión. La propiedad está en proceso de la Ley de Extinción de Dominio y pasará a poder del Estado.

La propiedad se localiza en el kilómetro 26,5 de la ruta de la carretera del municipio de San José Pinula a Mataquescuintla, próximo a Santa Catarina Pinula.