Por amenazas, cierran accesos a edificio de policía de Dallas

La seguridad del Departamento de Policía de Dallas fue reforzada luego de que recibieran amenazas contra elementos de la ciudad, dos días después de un ataque que dejó cinco agentes muertos.
Elementos del equipo SWAT resguardan el edificio de la Policía de Dallas, luego de recibir amenazas.
Elementos del equipo SWAT resguardan el edificio de la Policía de Dallas, luego de recibir amenazas. (Reuters)

Dallas, EU

Al menos dos edificios del Departamento de Policía de Dallas están protegidos por numerosos vehículos policiales y agentes armados en el exterior, luego de que se recibieran amenazas contra policías de la ciudad.

Tras más de dos horas de revisar el edificio y los alrededores, la Policía levantó la alerta al no encontrar objetos o personas sospechosas en el lugar.

Momentos antes, agentes con cascos y fusiles rodearon los edificios, además los policías buscaban a una "persona sospechosa" que había accedido al estacionamiento del inmueble.

El mayor Thomas Castro dijo que se han realizado varias amenazas contra la policía de Dallas, aunque nada específico.

Por su parte, la vocera del Departamento de Policía, Mónica Cordova, dijo que las medidas son de precaución.

Otros departamentos de policía de Estados Unidos también han recibido amenazas, que se registran luego de la difusión de videos en que aparecen policías matando a dos hombres negros en Louisiana y Mississippi, y la muerte de cinco oficiales en un tiroteo en Dallas.

La comisaría intensificó la seguridad dos días después del tiroteo del jueves que dejó un saldo de cinco agentes muertos y 9 personas heridas.

El ataque fue obra de un presunto francotirador que disparó contra los agentes, identificado como Micah Xavier Johnson, de 25 años, afroamericano, veterano de la guerra de Afganistán y fallecido en un enfrentamiento con la Policía.

Según los negociadores que intentaron mediar con el francotirador, Johnson expresó su malestar con las muertes esta semana de dos negros a manos de las fuerzas de seguridad, captadas por teléfonos celulares, en Luisiana y Minesota.

El tirador pretendía, de hecho, matar a personas blancas, especialmente, agentes blancos", según el jefe de la Policía de Dallas, David Brown.