Piden alianza mundial para el clima y el desarrollo

Los mandatarios latinoamericanos solicitaron en la Cumbre del Clima de la ONU, un acuerdo vinculante destinado a reducir las emisiones de efecto invernadero.
El presidente colombiano Juan Manuel Santos, durante su intervención en la Cumbre del Clima de la ONU.
El presidente colombiano Juan Manuel Santos, durante su intervención en la Cumbre del Clima de la ONU. (Reuters)

Nueva York, EU

Latinoamérica reclamó hoy en la Cumbre del Clima de la ONU que se prime una alianza entre el clima y el desarrollo, en un acuerdo mundial vinculante destinado a reducir las emisiones de efecto invernadero.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, alertó en el plenario que "este fenómeno (el cambio climático) afecta a nuestro planeta como ningún otro en la historia de la humanidad. Es esencialmente nuevo y plantea un peligro para su subsistencia".

Y expresó su esperanza de que en la próxima conferencia sobre el clima en Lima el próximo diciembre se logre un documento "claro y coherente" que siente las bases para un acuerdo mundial vinculante.

"Ha llegado el momento de movilizar la mayor alianza de la historia para el clima y el desarrollo", dijo el dirigente peruano, quien afirmó que "todos" deben asumir "compromisos de acción concretos", pero son las naciones desarrolladas las que tienen que demostrar "la responsabilidad mayor" con "metas más ambiciosas".

La presidenta brasileña, Dilma Rouseff, defendió que el desarrollo económico es compatible con la lucha contra el cambio climático y aseguró que su país ha conseguido "resultados notables" en los últimos años, limitando emisiones y frenando la deforestación, pero sin sacrificar el ámbito socioeconómico.

"El crecimiento de nuestras economías es compatible con la reducción de emisiones", insistió al destacar que Brasil ha logrado reducir la pobreza y la desigualdad y proteger el medio ambiente.

Mientras, el presidente de Bolivia, Evo Morales, reclamó a los países desarrollados que asuman el liderazgo en la lucha contra el cambio climático como principales responsables del problema y ayuden a las naciones más pobres para que también puedan tomar medidas.

"Hacemos un llamado a los países desarrollados a que asuman el liderazgo en la respuesta al cambio climático", dijo Morales en la Cumbre del Clima, donde habló en nombre del grupo G77 más China, colectivo que reúne a 133 países en desarrollo.

Morales recordó que son esos países los que "sufren más los efectos adversos del cambio climático", a pesar de que "son los menos responsables" del problema.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó por su parte la "falta de voluntad" de los países ricos para luchar contra el cambio climático y las "soluciones capitalistas" que proponen.

"Vemos con estupor cómo los principales responsables del cambio climático y de sus terribles consecuencias carecen de la más mínima voluntad política para detener y revertir un mal de dimensiones planetarias", denunció.

"¿Alguien puede creer (...) que las corporaciones trasnacionales pueden convertirse de un día para otro en protagonistas de la salvación del planeta?", se preguntó Maduro, en una de las intervenciones más críticas durante la cumbre del clima.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo un llamamiento para aunar esfuerzos de protección a la Amazonía, uno de los principales pulmones del planeta.

Colombia prácticamente no contribuye a las emisiones globales de gases de efecto invernadero, "pero somos uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático", se lamentó.

"El tiempo es apremiante y si no alcanzamos la meta de reducción de dos grados, la humanidad y el planeta asumirán riesgos catastróficos", afirmó el mandatario colombiano.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, reafirmó el compromiso de su país para reducir en un 20 % las emisiones de efecto invernadero para 2020 y afrontar importantes esfuerzos en ámbitos como la reforestación.

Bachelet presentó las medidas emprendidas recientemente por su país "particularmente vulnerable al cambio climático" y reafirmó el "compromiso voluntario" de Chile de reducir sus emisiones, sujeto a apoyo internacional.

El año próximo está previsto que se celebre en París una cumbre de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP) en la que se espera que se logre un acuerdo para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero