Cubanos realizan maniobras militares "Bastión 2013"

Un millón de civiles serán movilizados el sábado y domingo próximos en el final de estos ejercicios, que según el alto mando cubano son para mantener el entrenamiento de los isleños ante una ...

La Habana

El presidente de Cuba, general Raúl Castro, ordenó hoy la arrancada de las maniobras militares “Bastión 2013”, despliegue bélico que observadores consideran  “un mensaje de fuerza y unidad dirigido a Estados Unidos”, cuando por primera vez en los últimos años Washington dice observar cambios en la isla.

Se espera que el sábado y domingo próximos por lo menos un millón de civiles sean movilizados en el final de estos ejercicios, que según el alto mando cubano no son “para amenazar a nadie, ni para alardear de poderío militar”, sino para mantener el entrenamiento de los isleños ante una agresión armada, que se espera desde los años 60 del siglo pasado.

“Mientras exista el imperialismo, el Partido, el Estado y el pueblo, les prestarán a los servicios de la defensa la máxima atención”, dijo el fundador de estos juegos de guerra, el ex presidente Fidel Castro, y recordaron ahora los medios oficiales. Los cubanos no suelen informar sobre el costo de maniobras de este tipo, que coordinan el accionar de las fuerzas de aire, mar y tierra, y se pusieron en marcha en 1980, cuando en plena Guerra Fría el país formaba parte del ahora desaparecido campo socialista, con la Unión Soviética al frente.

No obstante los ejercicios ocurren “en un momento tenso, desde el punto de vista financiero”, en el decir de economistas, y tienen para politólogos “el sentido de sugerirle a Washington la fortaleza militar de la nación, ante cualquier eventual aproximación”. Las maniobras deben ser realizadas  “con la máxima racionalidad posible”, advirtió el presidente Castro al ponerlas en marcha, con un mensaje que transmitió la televisión. El mandatario impulsa desde 2008 transformaciones económicas en el país, con la potenciación de mini empresas privadas y cooperativas.

El secretario de Estado John Kerry dijo el lunes que “si bien vemos con buenos ojos algunos cambios” en Cuba, ello “no debe cegarnos sobre la situación autoritaria”, que en su opinión prevalece en la isla. Asimismo abogó por mantener los viajes selectivos de estadunidenses a la Habana como parte del “intercambio pueblo a pueblo” que promueve el presidente Barack Obama, quien se pronunció antes por “actualizar” la política de EU hacia el país caribeño.