Cubanos se preparan para festejar un Año Nuevo de reconciliación

Los cubanos sueñan con poder ir a celebrar las fiestas navideñas y viajar para reencontrarse con sus familiares en Florida, así como en la posibilidad de que vengan con mayores facilidades a la isla.
Viajeros esperan para checar su equipaje en un vuelo de American Airlines a La Habana, hoy en el aeropuerto Internacional de Miami
Viajeros esperan para checar su equipaje en un vuelo de American Airlines a La Habana, hoy en el aeropuerto Internacional de Miami (AFP)

La Habana

A Evangelina Blanco el corazón se le "quiso salir del pecho" cuando sus hermanos de Miami, a los que no ve desde hace medio siglo, le anunciaron por teléfono que viajarán a  Cuba a visitarla, un "milagro" que agradece a los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

"Sentí algo muy grande, que se me salía el corazón del pecho, durante todos estos años sólo los he visto en fotos", dijo a la AFP Blanco, un ama de casa de 68 años, que vive sola en un pequeño apartamento en el oeste de La Habana.

La mujer explicó que, desde que se marcharon de Cuba en 1961, sus dos hermanos la han llamado "cientos de veces" y la han ayudado "en la medida de sus posibilidades", pero "siempre me dijeron que no volverían hasta el final del comunismo".

"Por eso digo que esto es un milagro de Dios, que iluminó a Raúl y a Obama para que se pusieran de acuerdo. Definitivamente esto va unir a la familia cubanaa, que ha estado dividida por cuestiones políticas durante años", añadió.

Raúl Castro anunció la histórica decisión de restablecer relaciones diplomáticas el miércoles al mediodía, a la misma hora que lo hacía en Washington su par estadunidense Barack Obama. Los acuerdos además flexibilizan los viajes desde Estados Unidos a la isla, así como los envíos de remesas de dinero.

"Seguramente este fin de año van a empezar a notarse las primeras avalanchas de pasajeros aprovechando esta nueva apertura", dijo a la AFP un diplomático latinoamericano.

La contadora Claudia Sánchez, de 23 años, contó que sueña con "gozar" con su familia que emigró a Estados Unidos una Navidad, feriado eliminado por Fidel Castro en los años 60 y reintroducido tras la histórica visita del papa Juan Pablo II en 1998.

Sin embargo, esta empleada de una tienda de La Habana Vieja dijo que prefiere "ir allá a verlos". "Lo que quiero saber es cuándo podré ir a Miami a ver a mi familia, sin ninguna traba, como era antes" de 1959, agregó aludiendo a los tiempos en que los cubanos iban a esa ciudad estadunidense de compras o paseo, en avión o barco, y regresaban el mismo día.

"Se van a disparar los viajes"

Rolando Torres, un constructor de 50 años que tiene a "dos tíos y cuatro primos" en Miami, donde se concentra la diáspora cubana, también celebró "el nuevo rumbo que van tomando las relaciones" entre Cuba y Estados Unidos.

"Este nuevo ambiente de distensión va hacer que se disparen los viajes entre ambas orillas del Estrecho de Florida", vaticinó Torres. "Incluso no se descarta un posible viaje de Obama a Cuba y de Raúl a Estados Unidos, algo hasta ahora insólito", agregó.

Más de un millón y medio de cubanos emigraron a Estados Unidos por razones políticas y económicas en los últimos 55 años. Algunos de ellos han expresado su rechazo al acercamiento, pero otros lo han celebrado.

Una encuesta del Instituto Cubano de Investigación de la Universidad Internacional de Florida reveló en junio que "el 68%" de los cubanoestadunidenses apoyaba un restablecimiento de las relaciones con la isla, rotas por Washington en 1961, frente al "32%" en contra.

Los viajes entre los dos países cerraron el primer semestre con la cifra récord de 327,600, impulsada por la reforma migratoria que aprobó Raúl Castro en enero de 2013 y por una mayor cantidad de visas de turismo otorgadas por el consulado estadunidense en La Habana.

Al calor de los históricos anuncios de esta semana, muchos cubanos están pensando en hacer maletas, según el abogado cubano José Pertierra, que vive en Nueva York y viajó esta semana a la isla a participar en un encuentro académico.

"Esto es un sueño (...) para mí y para muchos cubanos (...) y para los norteamericanos, conozco tantos que están curiosos, que quieren venir a Cuba, fumar el tabaco cubano, caminar por el Malecón", dijo Pertierra a la televisión cubana.

La cantante estadunidense Christina Milian, autora del hit "Dip it Low", nominado a un Grammy en 2005, aseguró sentir una gran emoción por poder viajar pronto por primera vez a la isla donde nacieron sus padres.

"Me han hablado tanto del calor de la gente, de lo buena que es la comida, las playas, la arena (...), quiero ir pronto", explicó emocionada en una entrevista en Estados Unidos a la cadena CNN.