Cubanos discuten su futuro laboral en empresas privadas y cooperativas

Más de dos millones y medio de cubanos han participado en la discusión de un nuevo código del trabajo que regirá sus destinos cuando se consoliden las empresas privadas y cooperativas.
Raúl Castro, presidente de Cuba, impulsa cambios en el mundo del trabajo
Raúl Castro, presidente de Cuba, impulsa cambios en el mundo del trabajo (AP)

La Habana

Más de dos millones y medio de cubanos han participado en la discusión de un nuevo código del trabajo que regirá sus destinos cuando se consolide el resurgimiento de las empresas privada y cooperativa, como resultado de los cambios en curso en el país, informó hoy el oficial diario [i]Granma[/i].

El periódico dijo que en las discusiones ha participado “86 % del total convocado (…) y hubo consenso unánime de modificar el Código vigente desde 1985”, cuando la economía estaba controlada por el Estado y el gobierno destinaba cifras multimillonarias a subvencionar empresas y sectores sociales.

"Todos los planteamientos han sido recogidos y procesados por decenas de comisiones en municipios, provincias y la nación, integradas por expertos en la materia y cuadros y funcionarios del movimiento sindical", aseveró Xiomara Enríquez Cruz, de la oficial central de Trabajadores de Cuba, puntualizó el diario.

Cuando finalice este debate en los próximos días, el proyecto será sometido a la aprobación del parlamento, probablemente en diciembre. El nuevo código “flexibiliza la jornada semanal de trabajo, que puede ser de 40 a 44 horas”, dice uno de sus acápites, mientras otro ratifica las vacaciones anuales pagadas, tanto para empleados públicos como del sector privado.

Aunque no han trascendido los planteamientos más recurrentes de los asistentes a estos debates, algunos empleados del naciente sector privado y del cooperativo, dicen que la nueva legislación no es “lo suficientemente explícita” a favor de sus derechos.

“La difamada Walmart pasa más trabajo para despedir su personal que el que van a tener los nuevos patrones explotadores de Cuba”, consideró en tanto Rogelio Manuel Díaz Moreno, en un análisis del nuevo proyecto, reproducido por un medio noticioso on line.

El Código refuerza el criterio actual de pago por resultados del trabajo, y no independiente de éste, como es hasta ahora,” una de las múltiples causas de la baja productividad que caracteriza a las empresas nacionales”, en el decir de economistas.

.