Gobierno cubano aplica nuevas restricciones

El vicepresidente Marino Murillo informó que habrá un recorte de hasta 28 por ciento en el consumo de electricidad y se restringirán los pagos en divisa fuerte que tenía previsto el país.
 El presidente cubano, Raúl Castro, rechazó las "especulaciones" y "augurios" que tienen como propósito "sembrar el desánimo y la incertidumbre".
El presidente cubano, Raúl Castro, rechazó las "especulaciones" y "augurios" que tienen como propósito "sembrar el desánimo y la incertidumbre". (Reuters)

La Habana, Cuba

El gobierno cubano informó hoy sobre nuevas restricciones para enfrentar una baja en la disponibilidad de dinero fresco y portadores energéticos, luego de que a finales de junio redujera el consumo de combustible y dictara recortes del servicio eléctrico en el sector estatal.

Según informó el vicepresidente Marino Murillo, en el semestre en curso habrá un recorte de hasta 28 por ciento en el consumo de electricidad, centrado fundamentalmente en el sector público, y se restringirán los pagos en divisa fuerte que tenía previsto el país, salvo en la importación de alimentos.

Con las nuevas medidas se tratará de afectar "lo menos posible" a la población, dijo Murillo, al tiempo que se mantendrán los sistemas de subsidios a la canasta básica de alimentos, así como los servicios públicos de educación y salud.

A partir de ahora se tendrá que "administrar con mucho más cuidado la toma de créditos extranjeros, para hacer manejable el futuro del país porque no tenemos dinero fresco", agregó el vicepresidente el viernes ante la Asamblea Nacional, según una versión oficial de su discurso reproducida hoy por medios nacionales.

La prensa extranjera acredita en el país no fue invitada a esas sesiones del parlamento, ante el cual el presidente Raúl Castro dijo que "una determinada contracción" en el suministro a Cuba de combustible venezolano con facilidades de pago, entre otras razones, ha complicado el panorama económico de la isla, disparando "los augurios de un inminente colapso", y llamó a enfrentar esa "coyuntura" sin dejar espacios "al derrotismo.

Informes de prensa desde Caracas revelaron el viernes que Venezuela redujo en 40 por ciento el suministro de petróleo a Cuba. Esas entregas cubren casi la mitad del consumo del país caribeño.

Murillo en tanto aclaró que, además del consumo de la población, serán protegidos sectores vitales para la economía como el turismo, la industria del níquel, y otras actividades que aseguren ingresos en divisas y la sustitución de importaciones.

Un primer balance de lo informado por el vicepresidente cubano indica, sin embargo que, en comparación con los niveles actuales, podría haber afectaciones en el suministro de agua potable, por la disminución de electricidad prevista para el sector hidráulico; también una reducción del alumbrado público; y recortes de salarios en las empresas que sus empleados cobran por los resultados de su trabajo.

Desde junio pasado, muchas entidades públicas redujeron sus horarios de labor y adelantaron vacaciones pagadas.