Cuba buscará comerciar medicamentos con EU

Los estadunidenses se han interesado en la producción y comercialización de medicamentos creados en la isla para curar, entre otros males,  las úlceras de pies diabéticos y el cáncer de pulmón. 
El buque Adonia, de la compañía Fathom, filial de la empresa Carnival, es el primer crucero en llegar a Cuba en más de 50 años.
Empresarios reconocieron hace cuatro días que, además, la “burocracia de los dos países” mantiene detenido el inicio de la producción en Cuba. (AFP)

Cuba

El ministro de Salud de Cuba, Roberto Morales Ojeda, visitará oficialmente Estados Unidos el lunes próximo , como parte de una ofensiva diplomática del gobierno para desanudar las trabas que impiden el comercio bilateral, pese a la apertura adoptada por Washington en tal sentido.

Ojeda permanecerá en ese país hasta el 15 de junio y se entrevistará con la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Sylvia M. Burwell, miembros del Congreso y directivos de la industria biofarmacéutica, informó hoy el gobierno cubano, ocho días después de que el titular de Agricultura, Gustavo Rodríguez, cumplirá una visita con similares propósitos.

Los intercambios de Ojeda incluyen a directivos del Departamento de Salud y de los Institutos Nacionales de Salud, "para intercambiar sobre las posibilidades de cooperación en esta esfera de interés mutuo para ambos países", dijo la cancillería cubana.

Los estadunidenses se han interesado en la producción y comercialización en ese país de medicamentos únicos creados en la isla para curar, entre otros males, las úlceras de pies diabéticos y el cáncer de pulmón.

Científicos cubanos participaron por primera vez en la Bio International Convention realizada el 8 de junio en San Francisco, California, en tanto el titular –con rango de ministro- del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación, Eduardo Becali, se reunió ayer con la líder de la minoría demócrata en la Cámara de representantes, Nancy Pelosy.

Desde el deshielo iniciado por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el 17 diciembre de 2014, Washington y La Habana no han podido traducir la nueva etapa en negocios concretos por el peso que aun tiene el bloqueo estadunidenses e incluso siguen sin ser cumplidas las disposiciones especiales adoptadas por la Casa Blanca.

Antes de viajar a Cuba en febrero pasado, Obama anunció el levantamiento de la prohibición a que los cubanos usen el dólar estadunidense en sus transacciones comerciales. Sin embargo, hasta hoy esa medida no se cumple "por desconocimiento o por el temor de los bancos a ser multados", según Josefina Vidal, la principal negociadora de La Habana con Washington.

Empresarios reconocieron hace cuatro días que, además, la "burocracia de los dos países" mantiene detenido el inicio de la producción en Cuba de tractores de mediano porte, que pretende llevar a cabo la firma estadunidense Cleber para satisfacer la altísima demanda de los campesinos isleños.

"Hay burocracia tanto en EU como en Cuba, por lo que hay que comprender, saber sobrellevar y adaptarse a la cultura comercial cubana; en la isla la burocracia es más formal que en EU, donde está más acostumbrada a estar al servicio de los negocios; en la isla, en cambio, las agencias están más dirigidas a llevar a cabo el proceso y no necesariamente a prestar servicio al emprendedor", dijo Saúl Berenthal, uno de los dueños de Cleber.