Cuba liberó a los 53 presos que acordó con EU

El gobierno de Cuba liberó a los prisioneros políticos de una lista presentada por Estados Unidos como parte del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los países.
Las disidentes liberadas Aide Gallardo y Sonia Garro sostienen la bandera nacional de Cuba durante una marcha en La Habana 11 de enero 2015.
Las disidentes liberadas Aide Gallardo y Sonia Garro sostienen la bandera nacional de Cuba durante una marcha en La Habana 11 de enero 2015. (Reuters)

El gobierno de Cuba dejó en libertad a los 53 prisioneros políticos que acordó excarcelar, dijeron funcionarios del gobierno estadounidense, en un paso importante hacia la distensión de las relaciones entre Washington y La Habana.

La liberación de los prisioneros establece un tono positivo para el inicio de unas históricas conversaciones diplomáticas la próxima semana, destinadas a normalizar las relaciones entre los dos países tras décadas de hostilidades, señalaron los funcionarios.

Al mismo tiempo, calificaron como un hito la liberación el fin de semana por parte del gobierno cubano de los últimos detenidos de una lista presentada por Estados Unidos, pero aseguraron que seguirán presionando a La Habana para que libere a más personas consideradas por Washington como prisioneros políticos.

Los funcionarios, que hablaron con Reuters a condición de mantener su anonimato, no especificaron cuántos reclusos fueron liberados el fin de semana, ni los identificaron. Sin embargo, la Casa Blanca dará los nombres de los 53 al Congreso y se espera que los legisladores los hagan públicos, agregaron.

Había dudas sobre si La Habana excarcelaría a los 53 presos como parte del acuerdo que anunciaron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el 17 de diciembre para restaurar los lazos diplomáticos que Washington cortó hace más de 50 años.

El intenso secretismo que rodea a los 53, cuyos nombres no fueron revelados por ninguno de los países, alimentó el escepticismo acerca de las intenciones de Cuba y fue usado por los críticos que acusaron a Washington de no presionar lo suficiente a La Habana en materia de derechos humanos a cambio de normalizar las relaciones y suavizar las restricciones económicas y a los viajes.

Estados Unidos intercambió tres cubanos condenados por espionaje por un agente que espió para el Gobierno estadounidense. Washington también recibió a Alan Gross, un trabajador humanitario estadounidense encarcelado en Cuba.

El Gobierno cubano informó durante el fin de semana a la administración Obama sobre la liberación de los últimos presos en la lista, y la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, encargada de los asuntos consulares y otros contactos con Washington, lo confirmó, dijeron los funcionarios.

Asimismo, indicaron que seguirán presionando al Gobierno comunista de Cuba para que libere a más prisioneros.

"Lo cierto es que hay otros individuos cuyos casos fueron tratados en el pasado", dijo uno de los funcionarios.

"Tenemos expectativas de que haya avances en el futuro. Vamos a seguir buscando presentar los casos de distintos individuos que podrían estar detenidos en Cuba por ejercer sus derechos universales".