Médicos cubanos llegan a Liberia para combatir el ébola

Las autoridades cubanas han entrenado a 461 doctores y enfermeros, pero hasta el momento sólo 256 han sido enviados a África Occidental.
El presidente cubano, Raúl Castro, se despide de la comisión de médicos que viajó a África Occidental para combatir el ébola.
El presidente cubano, Raúl Castro, se despide de la comisión de médicos que viajó a África Occidental para combatir el ébola. (AFP)

La Habana, Cuba

Un avión con 51 médicos y enfermeros cubanos aterrizó en Liberia para ayudar a tratar a las víctimas de ébola en el país de África Occidental, donde una misión militar estadounidense también se está desplegando para combatir el virus mortal.

La aeronave de Air Cubana con los 51 trabajadores de salud aterrizó en el aeropuerto internacional Roberts de Monrovia. Otro grupo de unos 40 médicos de la isla caribeña tenía previsto llegar a la vecina Guinea.

Un alto funcionario de salud cubano expresó su esperanza en que la colaboración para combatir el ébola también ayude a distender las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, adversarios de larga data.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, elogió la semana pasada el esfuerzo cubano en África Occidental.

Cuba está enviando a África Occidental el contingente médico más grande con respecto a cualquier otro país del mundo. Las autoridades cubanas han entrenado a 461 doctores y enfermeros, pero hasta el momento sólo 256 han sido enviados en misiones, que se prevé duren seis meses.

El primer grupo de 165 médicos y enfermeros se desplegó en Sierra Leona a comienzos de octubre.

Los 205 trabajadores de la salud restantes siguen en Cuba a la espera de ser asignados, algo que dependerá del financiamiento de Naciones Unidas, una invitación de los países afectados e infraestructura adecuada en el terreno según fue determinado por la Organización Mundial de la Salud.

Estados Unidos está enviando 3 mil ingenieros militares, personal médico y otros efectivos a la región para establecer Unidades de Tratamiento del Ébola y ayudar a capacitar a trabajadores de salud locales.

Cuba ha enviado brigadas médicas a sitios de desastre alrededor del mundo desde la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder. Personal cubano y estadounidense ha trabajado en conjunto en el pasado, sobre todo después del terremoto ocurrido en Haití en 2010.

Más allá de los esfuerzos en conjunto para iniciativas de salud, la isla envía doctores al extranjero a cambio de dinero o bienes, mayormente petróleo venezolano, lo que convierte los servicios profesionales en una importante fuente de ingresos para el Estado. Más de 55 mil trabajadores de salud cubanos están destinados en 66 países.

Conocidos como el "Ejército de Batas Blancas", y tras citar una larga historia de misiones cubanas en África y otros lugares, médicos dijeron en La Habana antes de viajar que tenían una sensación de deber para afrontar el brote de ébola y que estaban dispuestos a asumir los riesgos.