Justa, la decisión de Obama sobre listado terrorista: Cuba

El gobierno cubano celebró el paso del presidente de EU para mejorar las relaciones con la isla, aunque advirtió que Cuba nunca debió estar en lista de promotores del terrorismo internacional.
Obama excluyó a Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo internacional.
Obama excluyó a Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo internacional. (AFP)

La Habana

Cuba calificó de “justa”  la decisión del presidente Barack Obama de comunicar al Congreso de Estados Unidos que la isla será excluida del listado de países que promueven el terrorismo internacional, lo cual da un nuevo impulso al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

En un escueto comunicado, la Cancillería de Cuba se congratuló por el nuevo paso de Obama para mejorar las relaciones con la isla, aunque advirtió que el país  caribeño “nunca debió ser incluido” en ese listado.

“Cuba rechaza y condena todos los actos terroristas y en todas sus formas y manifestaciones,  así como cualquier acción que tenga por objeto alentar, apoyar, financiar o encubrir actos terroristas.”, dijo la nota oficial suscrita por la negociadora principal de La Habana con Washington, la Directora General de EU en la cancillería cubana, Josefina Vidal.

Vidal recordó que en los últimos 50 años su país ha sido “víctima de acciones terroristas”,  que han dejado el saldo de tres mil 478 muertos y más de dos mil heridos.

Por su parte, la televisión nacional y la web oficial Cubadebate dieron cuenta de la notificación de Obama, significando que a partir de ahora el Congreso de EU, bajo control republicano,  tiene 45 días para pronunciarse al respecto, aunque “ la decisión ejecutiva es irrevocable”.

La decisión del presidente estadunidense sigue a una recomendación hecha por el Departamento de Estado la semana anterior,  tema que figuró entre los tratados por Obama y el mandatario cubano, Raúl Castro, en su entrevista inédita del sábado anterior en la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

“Aprecio como un paso positivo su reciente declaración de que decidirá rápidamente sobre la presencia de Cuba en una lista de países patrocinadores del terrorismo en la que nunca debió estar, impuesta bajo el gobierno del presidente Ronald Reagan en 1982”,  dijo entonces el presidente Castro.

Al hacer la propuesta a Obama, el secretario de Estado John Kerry expresó que “esta recomendación refleja la valoración del Departamento de Estado de que Cuba reúne los criterios establecidos por el Congreso para ser retirada de la lista". 

La exclusión figura entre los requerimientos de La Habana para la apertura de embajadas, con lo cual los dos gobiernos formalizarían sus relaciones diplomáticas, suspendidas por Washington en 1961, pocos meses antes de la invasión anticastrista por Bahía de Cochinos, organizada por la Agencia Central de Inteligencia de EU.