Cuba suspende servicios consulares en EU

Las autoridades cubanas justifican la medida en la ausencia de un banco que asuma las cuentas de sus misiones diplomáticas.

La Habana

Cuba anunció hoy la suspensión de sus actividades consulares en Estados Unidos,  “hasta tanto no se restablezcan los servicios bancarios” de los cuales fue limitada en noviembre pasado, informó el gobierno de la isla en un breve comunicado. “A pesar de los ingentes esfuerzos realizados, debido a las restricciones de la política de bloqueo económico, comercial y financiero (…), a la Secciones de Intereses (cubana) le ha sido imposible encontrar un banco con sede en EU que asuma las cuentas de las misiones diplomáticas cubanas”, agregó.

El anuncio cubano sigue a una declaración del Departamento de Estado el lunes pasado, según la cual Washington estaría comprometido a “seguir asistiendo” a las misiones diplomáticas cubanas en ese país, en busca “de una solución a largo plazo”. Los estadunidenses dijeron que trabajan en ese sentido con los diplomáticos cubanos y han “contactado a más de 50 bancos” para que se hagan cargo de las cuentas de la isla.

Cuba informó en noviembre de la decisión del Banco M & T “de no continuar prestando servicios” a sus misiones diplomáticas y el inminente cierre de sus servicios consulares. En diciembre, el banco ofreció un nuevo plazo hasta el primero de marzo de 2014 para el cierre de las cuentas cubanas y el 14 de febrero como fecha límite para realizar depósitos.

El gobierno nacional, en tanto, lamentó  hoy los inconvenientes que causará el cierre de su consulado a los ciudadanos cubanos y estadunidenses que quieran  viajar a la isla, así como “las consecuencias negativas que tendrá la suspensión para las visitas familiares, los intercambios académicos, culturales, educacionales, científicos, deportivos y de otra naturaleza”.

Esos intercambios entre los dos países, sin relaciones diplomáticas desde hace más de medio siglo,  así como la posibilidades de que los cubanos radicados en EU viajen con menos restricciones a la isla, fueron aprobados por el presidente Barack Obama, y al cierre del año pasado, los cubano-estadunidenses representaron el segundo grupo de viajeros  al país caribeño, después de los canadienses.