Cuba retoma el diálogo migratorio con EU

Los gobiernos cubano y estadunidense realizaron hoy en La Habana la segunda ronda de conversaciones sobre temas migratorios, dando seguimiento a los intercambios iniciados en junio de 2013.
La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana
La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (AFP)

La Habana

Cuba y Estados Unidos realizaron hoy la segunda ronda de diálogos migratorios, “en un ambiente respetuoso”, según La Habana, dando continuidad a los intercambios iniciados sin bulla publicitaria en junio de 2013, pese a las diferencias ideológicas y políticas que los enfrentan desde hace medio siglo.

Los cubanos volvieron a pedir a Washington el fin de la Ley de Ajuste Cubano, que data de los años 60 del siglo pasado y beneficia con residencia casi automática a los ilegales isleños que toquen territorio de EU, en tanto los estadunidenses convocaron a la prensa el viernes, para hacer sus comentarios.

En un breve comunicado, la delegación nacional puntualizó que la migración ilegal  “no podrán erradicarse ni se podrá lograr un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre Cuba y los Estados Unidos, mientras no se deroguen la política de pies secos-pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano, que constituyen el principal estímulo a las salidas ilegales y los arribos irregulares de ciudadanos cubanos al territorio norteamericano”.

Estas pláticas siguen al inédito apretón de manos en diciembre de los mandatarios Barack Obama y Raúl Castro, durante los funerales del líder sudafricano Nelson Mandela, gesto al que tanto Washington como La Habana le han restado trascendencia.

Aunque el tema de las pláticas fue evaluar la marcha de los acuerdos migratorios (1994 y 1995), las partes suelen aprovechar estos intercambios para tratar otros asuntos, como la eventual encarcelación del estadunidense Alan Gross – preso en la isla desde 2009- y de cuatro agentes de los servicios de inteligencia cubanos, encarcelados en EU desde hace más de 15 años.

La delegación cubana estuvo presidida por la directora del departamento de EU de la cancillería, Josefina Vidal, y Edward Alex Lee, subsecretario interino de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental, encabezó a la parte estadunidense. Estas son las segundas conversaciones migratorias que realizan los dos gobiernos desde julio de 2013, precedidas un mes antes para reanudar el servicio postal, luego de que EU las suspendiera unilateralmente tras la detención de Gross.