Cuba equilibra entre su apoyo al chavismo y el deshielo con EU

Raúl Castro recibe hoy a Evo Morales, para "compartir ideas" sobre la actual situación, con la salida de Rousseff en Brasil y la crisis en Venezuela, tras las que denuncia "una ofensiva ...
El presidente de Bolivia, Evo Morales, aliado de Cuba, llega este viernes a La Habana para analizar la actual situación continental
El presidente de Bolivia, Evo Morales, aliado de Cuba, llega este viernes a La Habana para analizar la actual situación continental (Reuters)

La Habana

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunirá mañana viernes con su par cubano Raúl Castro “para compartir ideas” sobre América Latina, en momentos en que La Habana llama a enfrentar una ofensiva continental de la derecha, mientras equilibra entre su “total respaldo” al chavismo en Venezuela y lograr “relaciones de iguales” con Estados Unidos.

Los dos mandatarios tienen previsto reunirse este viernes a las 18:00, hora local, y se da por seguro que Morales se entreviste después con el ex presidente Fidel Castro, quien según trascendidos “sigue de cerca” la situación en Venezuela, de donde la isla recibe con facilidades de pago casi la mitad del petróleo que consume.

Tras la suspensión de funciones de la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, el gobierno cubano dijo que está en marcha una “ofensiva reaccionaria del imperialismo –como suele identificarse en la isla a EU- y la oligarquía contra los gobiernos revolucionarios y progresistas” de la región, que amenaza incluso a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

No obstante, hasta el momento, La Habana mantiene la búsqueda de “relaciones normales” con Washington y cuatro días después de la sustitución de Rousseff realizó la tercera ronda de negociaciones con los estadunidenses y anunció la firma de nuevos acuerdos de cooperación en los próximos meses.

El cambio de gobierno de Brasil, de donde Cuba ha recibido financiamiento para avanzar en proyectos claves como el super puerto de El Mariel, y la compleja situación en Venezuela, principal aliado comercial, financiero y político, tiene tal impacto en la isla que las autoridades hicieron ajustes económicos antes incluso de los desenlaces en curso.

Al reducir su proyectado crecimiento económico de este año -de 4.3% a solo dos por ciento-, se tomó en cuenta el “pronóstico contractivo” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en cuanto a Venezuela y Brasil, “principales receptores” de los altos ingresos que recibe la isla por “exportación de servicios de fuerza de trabajo calificada” (principalmente médicos), reveló el ex titular de Economía de Cuba, José Luis Rodríguez.

En medios diplomáticos de la isla se comenta que “perfilar alternativas” de respuesta a la ofensiva regional de la derecha sería uno de los objetivos de los intercambios del presidente de Bolivia con los hermanos Raúl y Fidel Castro, antes de que Morales termine su visita el sábado.

En este complicado escenario, Cuba y Bolivia firmarán el viernes un “convenio marco de cooperación”, como parte del interés cubano de avanzar en la diversificación de sus relaciones internacionales para romper la tradicional dependencia de un solo mercado, como fue hasta 1959 de EU, después de la Unión Soviética y todavía hoy de Venezuela.

Al mismo tiempo La Habana renegoció su deuda con el Club de París (pendiente de pago desde 1986), con vista a la recepción de nuevos créditos. Aún así, analistas estiman que “si cae Maduro ahora la economía cubana recibiría un fuerte golpe, aunque mucho menor que el que llevó al país a padecer cortes del fluido eléctrico de hasta casi 16 horas diarias tras la desaparición de la Unión Soviética” en 1991.