Con precios elevados inicia venta de autos en Cuba

La comercialización libre de vehículos fue anunciada el pasado 19 de diciembre luego de que el presidente Raúl Castro terminara con medio siglo de prohibición.
Desde el decreto de la medida se anticipó que algunos autos tendrían impuestos y otros recargos.
Desde que se decretó la medida se anticipó que algunos autos tendrían impuestos y otros recargos. (AFP)

La Habana

La venta libre de automóviles comenzó hoy en Cuba, después de que el presidente Raúl Castro acabara con medio siglo de prohibición, con precios que causaron sorpresa y desazón entre la población.

Un vehículo familiar Peugeot 4008 nuevo salió a la venta en 239 mil 250 dólares en la comercializadora estatal SASA de La Habana, mientras que el fabricante francés lo ofrece en sus catálogos en Europa desde 34 mil150 euros (unos 46 mil 000 dólares).

Los autos usados también fueron puestos a la venta a precios astronómicos en la estatal Corporación Cimex: un Hyundai Sonata de 2010 en 60 mil dólares y un Volkswagen Passat de 2010 en 67mil 500 dólares.

"Yo pensaba comprar un auto, pero no me alcanza. Tenía más o menos 20 mil" dólares, dijo Dorian López, mientras miraba con incredulidad los listados de precios en la oficina de SASA cercana a la Ciudad Deportiva, en el suroeste de La Habana.

"Con esto ya no puedo comprar ni soñar", dijo el músico Alfred Thompson, en la comercializadora Cimex de Miramar, oeste de la capital.

La venta liberada de autos fue anunciada el 19 de diciembre por el gobierno comunista, que acabó con la prohibición con el fin de aumentar y rejuvenecer el parque automotor de la isla, dominado por los vetustos "almendrones" estadounidenses de los 50 y los antiguos Lada de la era soviética. En Cuba no hay fábricas de vehículos.

Un decreto publicado el martes estableció que la venta comenzara este viernes (primer día hábil de 2014 en la isla) y anticipó que los automóviles tendrían impuestos y otros recargos, que elevarían el precio en un 50 por ciento.