Cuba rebaja alimentos y abre puertos a cubanos de EU

Aceite y arroz, entre otros productos, redujeron su valor de venta al reconocer las autoridades el poco nivel adquisitivo de los salarios.
El pollo costará al equivalente de 2.35 dólares por kilo.
El pollo costará al equivalente de 2.35 dólares por kilo. (Reuters)

La Habana

Las autoridades cubanas aplicaron ayer una rebaja de precios de hasta 20 por ciento en algunos alimentos que comercializa en los predominantes mercados estatales a fin de amortiguar, según admitieron, que “los salarios y pensiones siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidades básicas” de los isleños, problema sin solución a mediano plazo.

Por la rebaja, la carne de pollo pasó de 2.90 pesos cubanos convertibles (CUC) el kilogramo, a costar 2.35 CUC, equivalentes en dólares. El litro de aceite de soya refinado se redujo de 2.40 a 1.92 pesos convertibles.

En Cuba circulan dos monedas desde hace 20 años: el CUC, especie de divisa fuerte que solo tiene valor nacional y se equipara al dólar estadunidense, y el peso corriente, que vale 24 veces menos que el convertible. 

En pesos corrientes cobra el sector estatal, que representa 70% de la fuerza de trabajo del país. Un médico-profesor puede ganar dos mil pesos mensuales, equivalentes  a 83 CUC, iguales a dólares. 

Desde hace años, el gobierno busca unificar las dos monedas, y ayer aseguró que tras las rebajas “se estudian otras medidas”, que aplicará “oportunamente”.

También disminuyó el precio del arroz —base del consumo del cubano—que se vendía a cinco pesos corrientes la libra y ahora cuesta cuatro pesos. Los chícharos, que costaban 3.50 pesos nacionales la libra, bajaron a tres pesos.

Otros productos beneficiados son el hígado de res o cerdo, picadillo, chocolates, caramelos y sazonadores. No se incluyeron la leche y otros productos lácteos. Tampoco pescados y artículos de higiene.

Las ventas en CUC tienen un gravamen de 200% para beneficiar a la salud y la educación públicas. De ahí que ese mercado sea decisivo en la conformación de los precios de otros productos, incluidos alimentos.

Guiño a exiliados

Cuba  autorizó la entrada al país de sus nacionales radicados en el exterior, principalmente en Miami, “con independencia de su condición migratoria, en calidad de pasajeros y tripulantes” de los cruceros estadunidenses que a partir de mayo próximo viajarán a la isla, por primera vez en medio siglo.

De acuerdo con un informe oficial,  el ajuste migratorio beneficia el viaje inaugural en pocos días de la compañía estadunidense Carnival,  que firmó un acuerdo con los cubanos, como parte del deshielo vigente entre los dos países desde diciembre de 2014.

El  gobierno cubano argumentó que la prohibición se debía a las “acciones terroristas” fraguadas entre los años 60 y 90 del siglo pasado por el exilio anticastrista.

La prohibición generó amenazas de demandas judiciales en Miami, base de la empresa Carnival y donde radica la mayor cantidad de cubanos residentes en EU.

Cuba autorizará también la entrada y salida de sus emigrados en calidad de pasajeros o tripulantes de buques mercantes, que antes de la aproximación entre los dos gobiernos tenían fuertes restricciones si tocaban algún puerto cubano.

Los cubanos residentes en la isla que deseen enrolarse como tripulantes de buques mercantes o cruceros estadunidenses “deberán hacerlo a través de de las instituciones (estatales) empleadores”, que rigen en el país, puntualizaron las autoridades.

Ambas medidas entrarán en vigor el próximo martes.

Asimismo se autorizará “de forma gradual y una vez creadas las condiciones, la entrada y salida de ciudadanos cubanos, con independencia de su condición migratoria, en calidad de pasajeros y tripulantes de embarcaciones de recreo (yates). La apuesta en práctica de esta medida se anunciará oportunamente”.