Cuba propone a EU "salida humanitaria" para Gross

El gobierno de Raúl Castro reitera al de Obama su disposición a un diálogo que incluya la liberación de los cuatro agentes cubanos detenidos en Estados Unidos, a lo que hasta ahora Washington se ...
Manifestantes reclaman la libertad de Alan Gross en el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, en Washington
Manifestantes reclaman la libertad de Alan Gross en el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, en Washington (AFP)

La Habana

Cuba dijo esta noche que “comprende las preocupaciones humanitarias” que rodean el caso del estadunidense Alan Gross, quien este día cumplió cuatro años de prisión en La Habana, pero advirtió que Washington “tiene responsabilidad directa por su situación” y debería trabajar con La Habana “en la búsqueda de una solución”.

“El gobierno cubano reitera su disposición a establecer de inmediato un diálogo (al respecto) con el gobierno de Estados Unidos, que contemple las preocupaciones humanitarias de Cuba vinculadas al caso de los cuatro cubanos luchadores antiterroristas que están presos en EU”, puntualizó la cancillería isleña.

En esos términos Josefina Vidal, directora general del ministerio de Relaciones Exteriores, se refirió a los cuatro agentes de los servicios de inteligencia cubanos presos en EU desde hace más de quince años. Washington pidió la víspera la liberación “inmediata” de Gross por considerar que su encarcelamiento es “injustificado” y se negó a vincular su situación con la de los cuatros agentes.

Sin embargo, Vidal dijo que Gross fue “detenido, procesado y sancionado por violar las leyes cubanas, al implantar (en la isla) un programa del gobierno de EU, con el objetivo de desestabilizar el orden constitucional cubano”. En ese sentido, particularizó que el estadunidense, de 64 años,  intentó desarrollar “sistemas de comunicación ilegales y encubiertos con tecnología no comercial”, lo cual constituye, dijo, “delitos graves que son severamente sancionados en la mayoría de los países, incluido EU”.

Bajo esos cargos, Gross cumple una condena de quince años, y en carta este mismo día al presidente Barack Obama demandó su gestión personal para lograr su regreso a EU. “Con el mayor respeto, señor presidente, temo que mi gobierno, el mismo gobierno al que yo servía cuando comenzó esta pesadilla, me ha abandonado”, escribió Gross en su misiva, reproducida por el diario The Washington Post.

La detención y enjuiciamiento de Gross suspendió durante varios años un tímido acercamiento entre Washington y La Habana, que significativamente recomenzó a mediados de este año. En Bruselas, en tanto, el secretario de Estado, John Kerry, reveló hoy que su gobierno está implicado en “algunas discusiones” privadas en relación con Gross. “Estamos actualmente implicados en algunas discusiones sobre esto”, porque este tipo de asuntos se gestionan mejor “fuera de las cámaras” y mediante la “diplomacia callada”, respondió el secretario a preguntas de la prensa.