Cuba y EU realizan por separado fuerte campaña mediática

Cuba apuntaba posibles cambios en la política de EU como autorizar a los estadunidenses a recibir tratamiento médico en la isla, la exportación de medicinas, el restablecimiento de un ferry o el ...
El presidente de Cuba, Raúl Castro, durante su entrevista de hoy con su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en La Habana
El presidente de Cuba, Raúl Castro, durante su entrevista de hoy con su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en La Habana (AFP)

La Habana

Cuba y Estados Unidos realizaron hoy por separado nuevas acciones mediáticas como parte de las negociaciones en curso para normalizar relaciones, y mientras funcionarios estadunidenses se reunían en Miami con personalidades políticas, La Habana enumeraba los próximos cambios que podría hacer el presidente Barack Obama, sin la autorización del Congreso.

En un pormenorizado comentario, el diario cubano Granma identificó las “amplias facultades ejecutivas” que tiene Obama para “el desmontaje” paulatino del bloqueo, y lo instó a promover las relaciones en el sector de la salud, lo cual tendría, dijo, “alto impacto en el bienestar de ambos pueblos”.

La lista de acciones que puede adoptar Obama “comprende, entre otras, autorizar a los estadunidenses a recibir tratamiento médico en Cuba, y la exportación de medicinas y equipos médicos que pueden utilizarse en la producción de productos biotecnológicos cubanos”, sugirió el portavoz del gobernante Partido Comunista.

El matutino apuntó la eventualidad de que la isla exporte hacia ese país servicios o productos cubanos y especificó el interés de que se permita la venta de bienes “manufacturados en terceros países que contienen materias primas cubanas como níquel o azúcar”, y que se acepte la importación por la isla desde terceros países de productos con “más de 10% de componentes” estadunidenses.

Asimismo abogó por el restablecimiento de un servicio de ferry, como existió hasta poco después del triunfo de la revolución en 1959, y porque los cubanos puedan usar el “dólar estadunidense en las transacciones internacionales” y que éstas puedan realizarse “a través del sistema bancario de Estados Unidos”.

“Obama tiene posibilidades ilimitadas para modificar de manera sustantiva las restricciones vigentes y vaciar al bloqueo de su contenido fundamental mediante el ejercicio de sus prerrogativas” presidenciales,  dijo Granma al subrayar que la normalización de relaciones  “pasa necesariamente por el levantamiento” del embargo de más de medio siglo a la isla.

El matutino reconoció sin embargo que son cuatro los aspectos del bloqueo que Obama no puede modificar y requieren de la aprobación del Congreso dominado ahora por sus adversarios republicanos y apuntó en ese sentido “la prohibición a subsidiarias de Estados Unidos en terceros países a comerciar bienes con Cuba”.

Igualmente reseñó “la imposibilidad de realizar transacciones con propiedad estadunidenses nacionalizadas después de 1959, la prohibición a que los estadunidenses viajen libremente como turistas a la isla y la obligación de que los cubanos paguen en efectivo y por adelantado cualquier compra de productos agrícolas.

En tanto, el Nuevo Herald de Miami informó que la subsecretaria de Estado de EU, Roberta Jacobson se desplazó a esa ciudad  para  participar en una conferencia del Comando Sur y “tenía planeado reunirse con miembros de la comunidad cubanoamericana para discutir la nueva política hacia Cuba”.

El diario puntualizó sin embargo que representantes de los grupos radicales del exilio en Miami – opuestos a la normalización- rechazaron el intercambio, que la portavoz de ese sector , Ninoska Castellón, calificó de “control de daños”.