Washington autoriza a seis aerolíneas volar a Cuba

Los vuelos comerciales fueron cancelados hace 53 años, pero desde mediados de los 70 se autorizaron vuelos chárter bajo ciertas condiciones.
Un avión de la la aerolínea Southwest aterriza en el Aeropuerto Internacional Midway, en Chicago.
Las nuevas rutas unirán cinco ciudades de EU con nueve cubanas, salvo la capital. (AFP)

Washington

El gobierno de Estados Unidos autorizó a seis aerolíneas a programar, a partir de finales de año, vuelos regulares diarios a Cuba, suspendidos hace 53 años, informó el Departamento de Estado.

En un nuevo paso en la normalización de relaciones entre Washington y La Habana, las nuevas rutas aéreas unirán cinco ciudades estadunidenses con nueve cubanas, salvo la capital, aún bajo revisión.

"El año pasado, el presidente Barack Obama anunció que era el tempo de 'comenzar un nuevo viaje' con el pueblo cubano", informó el secretario de Transporte, Anthony Foxx, en un comunicado.

"Hoy estamos cumpliendo esa promesa al relanzar servicio aéreo regular hacia Cubaluego de más de medio siglo", añadió.

Los vuelos saldrán de Miami, Fort Lauderdale, Chicago, Minneapolis y Filadelfia con destino a Camagüey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Holguín, Manzanillo, Matanzas, Santa Clara y Santiago de Cuba.

Las nuevas rutas, que fueron otorgadas a las líneas aéreas American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Silver Airways, Southwest Airlines y Sun Country Airlines, siguen a un memorando de entendimiento firmado en febrero por los dos países que autorizó 110 vuelos regulares a la isla.

El Departamento de Transporte informó que aún evalúa cuáles aerolíneas autorizar a volar a La Habana, tras recibir el triple de solicitudes al límite de 20 vuelos diarios establecido en el memorando bilateral.

Los vuelos comerciales entre Cuba y Estados Unidos fueron cancelados hace 53 años, pero desde mediados de los años 70 están autorizados los vuelos chárter bajo condiciones. Estos vuelos, una veintena diaria, podrán seguir operando, informaron las autoridades.

En julio de 2015, los gobiernos de ambos países reabrieron formalmente sus respectivas embajadas, y los dos países ahora están empeñados en el largo y difícil proceso de normalización completa de sus relaciones bilaterales.

Debido al embargo económico y financiero adoptado por Estados Unidos hace medio siglo, los viajes de turismo de ciudadanos estadounidenses a Cuba continúan prohibidos, aunque el Departamento del Tesoro creó 12 categorías específicas de viajeros a los que puede extender permisos excepcionales.