Cuba, China, Rusia y Arabia Saudí, a Consejo de DH de ONU

A pesar de las críticas de los activistas de derechos humanos, los cuatro países obtuvieron un asiento en el consejo, cuya sede está en Ginebra.

Nueva York

China, Rusia, Cuba y Arabia Saudita obtuvieron hoy asientos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a pesar de las feroces críticas de activistas de derechos humanos por los antecedentes en la materia de esos países. La asamblea general de las Naciones Unidas aprobó la renovación de 14 de los 47 miembros del consejo, que tiene sede en Ginebra y cuya importancia diplomática sigue aumentando, por la guerra en Siria y otros conflictos.

El consejo, que empezará a reunirse el 1 de enero, será uno de los más divididos desde su creación en marzo de 2006. Francia y Gran Bretaña retornaron al organismo. Además hoy fueron elegidos Sudáfrica, Argelia, Marruecos, Namibia, Maldivas, Vietnam, México y Macedonia. La región de América Latina fue una de las más competidas en la votación del martes: Cuba obtuvo 148 votos, México 145 y Uruguay 139.

"Con el retorno de China, Rusia, Arabia Saudita y Cuba (al consejo), los defensores de los derechos humanos tendrán mucho más trabajo en el Consejo el año próximo", destacó Peggy Hicks, de Human Rights Watch (HRW). "Los estados verdaderamente comprometidos con el impulso de los derechos humanos deberán redoblar sus esfuerzos en temas clave, como hacer justicia en Sri Lanka, graves abusos en la República Centroafricana y la crisis en Siria", añadió.

HRW y otras organizaciones de defensa de los derechos humanos critican la presencia de países como Cuba, China y Rusia en el consejo. Los miembros del consejo son elegidos para un mandato de tres años. No pueden ser inmediatamente reelectos tras haberlo integrado durante dos mandatos consecutivos, es decir seis años. Su finalidad, precisa el sitio de internet de la ONU, es "abordar situaciones de violación de los derechos humanos y emitir recomendaciones al respecto".