Cuba y Alemania relanzan cooperación y contactos políticos

En la primera visita del ministro de Relaciones Exteriores germano a la isla, Walter Steinmeier, Berlín busca “una nueva base en la relación entre nuestros dos gobiernos”.
El presidente cubano, Raúl Castro (i), recibe al ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (d), en La Habana
El presidente cubano, Raúl Castro (i), recibe al ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (d), en La Habana (EFE)

La Habana

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Walter Steinmeier, quien  realiza  la primera visita oficial a Cuba de un alto cargo de ese país desde la caída del Muro de Berlín, estableció hoy, según dijo, “una nueva base en la relación entre nuestros dos gobiernos”.

“Para mí es una gran alegría que se puedan superar los tiempos de silencio que ha habido en las relaciones” entre Berlín y La Habana, dijo Steinmeier, quien finaliza mañana una estancia de  32 horas a la isla,  en la que se ha entrevistado con altos cargos del gobierno y la Iglesia católica.

El ministro y  su par cubano Bruno Rodríguez encabezaron hoy la ceremonia de firma de una declaración conjunta de cooperación y un memorando de entendimiento entre ambas cancillerías para la realización de consultas políticas, con lo cual relanzaron las relaciones entre los dos gobiernos.

“Es un momento histórico el que estamos viviendo ahora”, comentó Steinmeier, quien destacó además el “proceso de transformación” que se registra en la isla, el cual, en su opinión, va “en la buena dirección”.

Steinmeier, primer ministro de la Alemania no comunista en visitar Cuba, también fue recibido hoy en La Habana por el presidente Raúl Castro, con quien abordó "temas de mutuo interés de la agenda internacional", señaló un comunicado oficial, leído en el noticiero televisión.

El texto destacó que, "en un ambiente cordial, Raúl y Seinmeier (...) intercambiaron sobre las amplias potencialidades para el desarrollo de relaciones bilaterales, especialmente en los sectores económico-comercial y de cooperación".

Con Rodríguez, el ministro alemán firmó una Declaración Conjunta sobre la Cooperación bilateral y un Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Relaciones Exteriores de ambas repúblicas sobre el Establecimiento de un Mecanismo de Consultas Políticas.

La visita de Steinmeier es "reflejo del positivo desarrollo de las relaciones y de la voluntad de nuestro gobierno de proseguir relaciones en todos los ámbitos", expresó Rodríguez.

"Es una tierra nueva la que estamos pisando", dijo el ministro alemán, que también dialogó con el vicepresidente y ministro de Economía, Marino Murillo, sobre la marcha de las reformas económicas en la isla, según la televisión.

Steinmeier inició su estancia con una entrevista privada con el cardenal Jaime Ortega, líder de la Iglesia Católica cubana, en el arzobispado de La Habana, después de recorrer zonas del casco histórico de la ciudad.

Ortega es la contraparte del Gobierno en un diálogo que permitió en 2011 la excarcelación de presos políticos. Según el diario oficial Granma, Steinmeier también tiene previsto reunirse con el ministro de Cultura, Julián González.

Alemania es un importante socio comercial de Cuba, país que ocupa el lugar 101 de las exportaciones alemanas y el 125 en sus ventas a ese país, y  no se espera un viraje a corto plazo en esas direcciones.

Según datos oficiales, el comercio bilateral alcanzó los 425 millones de dólares en 2013, el último dato publicado. También es el tercer país que más turistas envía a Cuba, con cerca de 124 mil en 2014, tras Canadá y Gran Bretaña.

Sin embargo, analistas dicen que  la visita del ministro “subraya el interés que ha generado la isla a nivel internacional por el deshielo con Estados Unidos, el diálogo en curso con la Unión Europea (UE) y los pasos emprendidos para renegociar su deuda con el Club de París.”

Steinmeier, quien viajó acompañado por parlamentarios y empresarios, también acordó las bases para que Alemania abra una representación comercial en el país caribeño y establezca un acuerdo cultural con los cubanos.

La visita del ministro alemán sigue, entre otras,  a las del presidente de Francia, Francois Hollande, en mayo pasado, a la de la responsable de relaciones exteriores de la UE, Federica Mogherini , (marzo), y  a la del titular del exterior de Italia, Paolo Gentiloni (marzo).

“Queremos contribuir a dar forma al cambio muy prudente que percibimos, intensificando nuestras relaciones bilaterales con Cuba y ampliando nuestras asociaciones políticas, económicas y culturales”, dijo por su parte Martin Schäffer,  portavoz del ministro alemán.

Granma recordó que "la visita tiene lugar cuando Cuba y la Unión Europea mantienen conversaciones de cara a normalizar los vínculos, tras años de la llamada posición común adoptada por el bloque regional que obstaculizó las relaciones".