Crónica: Las mujeres, relegadas de la pelea presidencial en las primarias argentinas

Margarita Stolbizer, de centroizquierda, Elisa Carrió, de centroderecha, y la izquierdista Manuela Castañeira son las únicas mujeres que aparecerán este domingo en las papeletas como candidatas a ...
Margarita Stolbizer (c), candidata a la presidencia, en una feria agraria en Mataderos, provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto
Margarita Stolbizer (c), candidata a la presidencia, en una feria agraria en Mataderos, provincia de Buenos Aires, el 2 de agosto (EFE)

Buenos Aires

Con solo tres candidatas entre quince aspirantes, las mujeres han quedado relegadas en la pelea electoral argentina, apenas ocho años después de la victoria de Cristina Fernández, la primera presidenta electa del país.

Las diputadas Margarita Stolbizer (centroizquierda) y Elisa Carrió (centroderecha), junto a Manuela Castañeira (izquierda) son las únicas mujeres que aparecerán en las papeletas el próximo domingo como candidatas a la Presidencia.

La presencia femenina puede mermar aún más después de las inminentes elecciones primarias, puesto que según los sondeos, solo Stolbizer podrá conseguir la cantidad de votos necesarios para presentarse a las generales de octubre.

Las encuestas señalan que Carrió perderá la posibilidad de ser candidata a la Presidencia a manos del conservador alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, con quien compite dentro del opositor frente Cambiemos.

Castañeira, en cambio, es posible que en las primarias no alcance el mínimo del 1,5 por ciento de los votos que establece la legislación argentina para presentarse en las presidenciales del 25 de octubre.

Cupo femenino obligatorio

En Argentina, las leyes establecen un cupo femenino obligatorio del 30 por ciento en las listas de candidatos, pero son pocas las mujeres que aparecen en los primeros puestos.

Una de ellas es la diputada Victoria Donda, que aspira a renovar su banca al encabezar la lista porteña de Progresistas, el frente de Stolbizer. La imagen de la candidata presidencial y el lema "La fuerza de las mujeres" protagonizan la estrategia de campaña de Donda en una ciudad que hace poco más de dos meses fue sede de la marcha "Ni una menos" contra la violencia de género.

"Me gritaron trola y que me lo merecía por usar escote. Después, me dijeron que muestre más lolas, que me convenía casarme y tener hijos. Cuando me enamoré, que ni se me ocurra casarme y tener hijos", relata Donda en su anuncio de campaña. Recientemente, la diputada amamantó a su hija en una sesión del Congreso e instaló la discusión sobre maternidad y trabajo.

"Me parece que está bueno ponerle el cuerpo a las discusiones. Si mi hija tiene hambre y quiere la teta, yo se la voy a dar. Esté hablando quien esté hablando", remarcó. El panorama poco favorable a las políticas argentinas no mejora en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país, en la que solo hay dos candidatas entre trece.

La actual vicejefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, es una de las que buscará convertirse en la primera gobernadora mujer de la provincia. Con un sólido 23 por ciento en la intención de voto, Vidal alcanza al jefe de Gabinete Aníbal Fernández, el mejor posicionado del oficialismo para la pelea por la Gobernación.

Sin embargo, la segunda de Mauricio Macri en la capital argentina queda rezagada si se suman todos los votos para el kirchnerismo, que trepa hasta el 41 por ciento según las encuestas. Tampoco tuvieron suerte las mujeres en las elecciones en la ciudad de Buenos Aires, en las que triunfó el macrista Horacio Rodríguez Larreta el pasado 19 de julio.

Gabriela Michetti perdió contra Rodríguez Larreta en las primarias de la conservadora Propuesta Republicana (Pro), pero se llevó el premio consuelo de acompañar a Macri en la candidatura presidencial para las primarias de este domingo.

Myriam Bregman (izquierda) llegó a competir en la primera vuelta porteña, pero obtuvo un escaso por 3.09 ciento de los votos. El maratoniano año electoral argentino hasta el momento solo ha beneficiado a la senadora kirchnerista Roxana Bertone, que ganó el mes pasado la gobernación de la sureña provincia de Tierra del Fuego.

También puede tener suerte la diputada oficialista Verónica Magario, candidata a la Alcaldía del municipio bonaerense de La Matanza, con perspectivas sólidas para las primarias y las generales.

A ella, los sondeos le dan esperanzas para lograr una hazaña en un distrito considerado una provincia aparte dentro de la gigante Buenos Aires. De confirmarse esos pronósticos, La Matanza, de histórica raigambre peronista, podría tener a partir del 10 de diciembre su primera alcaldesa mujer.