Críticas de Netanyahu a acuerdo con Irán le ayudarían en comicios

El discurso del primer ministro israelí ante el Congreso de EU, estiman analistas, le permitió centrar el debate electoral en el plan nuclear iraní y no en la situación social y económica, uno de ...
Diarios iraníes recogieron hoy en sus portadas la intervención de Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos
Diarios iraníes recogieron hoy en sus portadas la intervención de Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos (AFP)

Jerusalén, Teherán

Las críticas de Benjamin Netanyahu a un posible acuerdo entre Irán y las grandes potencias sobre el programa nuclear de Teherán perjudican las relaciones de Israel con Estados Unidos, pero podrían favorecer al primer ministro israelí de cara a las elecciones de este mes, según expertos.

El discurso de Netanyahu ante el Congreso estadunidense le permitió centrar el debate electoral en temas alejados de la situación social y económica, uno de sus puntos débiles, según el estratega político y encuestador israelo-estadunidense Stephan Miller.

"Lo que ayudó a Netanyahu fueron las dos semanas en las que se habló del discurso, ya que cada columna de periódico, cada minuto de televisión dedicados (...) a Irán, a las relaciones de Israel con Estados Unidos, no se dedicaron a temas económicos", declaró.

El primer ministro "es incapaz de defender sus realizaciones o de presentar un plan sobre los asuntos que más le interesan a los electores, por eso la mejor estrategia -que, creo, es la que usó- es tratar de cambiar de tema de la conversación", agregó.

Rechaza críticas de Obama

Netanyahu rechazó hoy las críticas del presidente estadunidense, Barack Obama, sobre su discurso del martes ante el Congreso, en el que afirmó que el acuerdo sobre el programa nuclear iraní no impedirá que Teherán consiga el arma atómica.

Obama, que se negó a entrevistarse con Netanyahu durante su visita de 48 horas a Washington, aseguró que el discurso no contenía "nada nuevo" y que el primer ministro israelí "no ofreció ninguna alternativa viable". Netanyahu insistió hoy, sin embargo, en que "presentó una alternativa práctica, que impondría mayores restricciones al programa nuclear iraní". 

"También pedí al grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) que vincule el levantamiento de las sanciones al hecho de que Irán abandone su apoyo al terrorismo en el mundo, sus agresiones contra sus vecinos y sus llamamientos a destruir Israel", declaró el dirigente israelí tras su visita a EU.

El primer ministro también afirmó haber recibido "respuestas alentadoras de demócratas y republicanos" tras su discurso. "Entendieron que la propuesta actual llevaría a un mal acuerdo y que la alternativa es un mejor acuerdo", añadió.

El discurso de Netanyahu se produjo cuatro semanas antes del 31 de marzo, fecha clave para cerrar un primer acuerdo sobre el programa nuclear iraní, y dos semanas antes de las elecciones generales en Israel, en la que el primer ministro aspira a lograr su tercer mandato consecutivo.

Su visita a Washington, donde fue invitado por los senadores republicanos, pese a la oposición de la Casa Blanca, tensó un poco más las relaciones entre Obama y él. En su discurso ante el Congreso estadunidense, Netanyahu había asegurado que el acuerdo negociado con Irán por las grandes potencias era "muy malo".

Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) deberán cerrar un acuerdo político antes del 31 de marzo, y negociar los detalles técnicos antes del 1 de julio. El pacto debe garantizar el carácter pacífico y civil del programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán.

Para Eytan Gilboa, especialista de las relaciones entre Israel y Estados Unidos en la Universidad de Bar Ilan, Netanyahu actuó en función de ambas cosas: un posible acuerdo con Irán y la campaña para las elecciones generales del 17 de marzo en Israel, en las cuales el actual primer ministro aspira a obtener un tercer período consecutivo de gobierno.

"Si se hubiera tratado sólo del tema nuclear, Netanyahu podría haber (...) aplazado el discurso hasta después de las elecciones", ya que al haberlo hecho el martes, "despertó sospechas de estarlo haciendo sólo en función de las elecciones", estimó.

"Por otro lado, no se puede negar que Netanyahu tiene antecedentes en el tema iraní", añadió, refiriéndose a las incesantes declaraciones del primer ministro israelí al respecto.

Los partidarios del jefe de gobierno aseguran que el discurso sólo procuraba evitar un acuerdo "malo" con Irán, pero sus detractores consideran que Netanyahu lo hizo principalmente por motivos relacionados con las elecciones.

Irán responde

En Teherán, el presidente iraní Hasan Rohani acusó hoy a Israel de ser la "fuente del principal peligro en la región", después de que el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu calificara de "muy malo" el acuerdo sobre su programa nuclear que Irán negocia con las grandes potencias.

"Ese régimen que es el más criminal y (...) terrorista pretende hablar de paz y de peligros futuros, cuando la fuente del principal peligro en la región es él", declaró Rohani. El "mundo ve con satisfacción los progresos en las negociaciones entre Irán y el grupo 5+1 (...) y sólo un régimen de agresión y ocupación está descontento e irritado", agregó.

Todavía quedan "retos difíciles" que superar para cerrar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní, avisó hoy un alto responsable estadunidense, al cabo de tres días de reuniones entre los jefes de la diplomacia de ambos países en Suiza.