Critica OMS falta de una vacuna contra el ébola

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud subrayó que los laboratorios farmacéuticos no han mostrado interés en fabricar la vacuna.
Margaret Chan, directora general de la OMS.
Margaret Chan, directora general de la OMS. (Notimex)

Ginebra

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, criticó que a 40 años de la aparición del virus del ébola en el continente africano no se cuente ya con una vacuna.

"El ébola surgió hace casi 40 años. ¿Por qué los médicos siguen con las manos vacías, sin vacunas y sin una cura?", cuestionó Chan.

Debido a que el virus del ébola "ha sido, histórica y geográficamente limitado a naciones africanas pobres", valoró.

"El incentivo es prácticamente inexistente (...) una industria con fines de lucro no invierte en productos para los mercados que no pueden pagar", argumentó.

Chan subrayó que esto se debe a que el ébola suele afectar a los poblados más pobres del continente africano, pero los laboratorios farmacéuticos al no encontrar negocio, no mostraron interés en fabricar esta vacuna.

"El ébola pone de relieve las desigualdades sociales", refirió en un mensaje enviado a la reunión del Comité de la Región Pacífico Occidental de la institución en Manila, el cual también fue circulado a los medios en Ginebra.

El brote de este virus letal "pone de relieve los peligros del aumento de las desigualdades sociales y económicas del mundo. Los ricos reciben mejor atención y a los pobres se les deja morir", deploró.

A raíz del aumento exponencial de los casos con el virus del ébola en Guinea, Sierra Leona y Liberia y a medida de que se dispersa a otros países como Estados Unidos y España, los laboratorios apuran la fabricación de una vacuna experimental.

Las dos vacunas aprobadas por un grupo de expertos convocados por la OMS se probarán en el terreno hacia principios de abril de 2015, pero mientras tanto el número de muertes aumenta rápidamente (más de cuatro mil).

En cuanto al número de casos la OMS estima que asciende a más de ocho mil, no obstante teme que la cifra real sea mayor ya que los países afectados, especialmente Liberia, están sobresaturados y el conteo es cada vez menos preciso.

Por otra parte, Chan señaló que lo que está sucediendo con esta epidemia, demuestra claramente que el mundo "no está preparado para una emergencia de salud pública grave''.

Recordó que ha venido afirmando esto desde la pandemia de 2009 del virus de influenza H1N1 y hasta ahora parece que encuentra oídos más receptivos a sus advertencias.

"Este brote muestra, dijo Chan, como uno de los patógenos más letales en la tierra puede explotar cualquier debilidad en la infraestructura de salud, ya sea en cuanto a la falta de personal médico o a la ausencia de salas de aislamiento y unidades de cuidados intensivos en gran parte del África subsahariana.

Para Chan otro factor que empeora la crisis de salud pública de lo que a su parecer es la más severa de la era moderna, es el pánico que ha despertado y la enorme cobertura de los medios de comunicación.

"Los rumores y el pánico se están extendiendo más rápido que el propio virus'', observó la directora de la OMS.