Cristina Kirchner, autorizada a viajar en avión

A dos meses de la operación craneal que le fue practicada, la presidenta de Argentina obtuvo "resultados satisfactorios" en un control médico, en vísperas de que encabece mañana en la Plaza de ...

Buenos Aires

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, fue autorizada a viajar por medios aéreos, tras obtener "resultados satisfactorios" de un control a dos meses de una operación craneal, anunció esta noche el vocero presidencial. Se le realizó a la jefa de Estado "una nueva neuroimagen de control en la que se observaron resultados satisfactorios", dijo el vocero Alfredo Scoccimarro, en una declaración en la Casa Rosada (gobierno).

A raíz del resultado de este estudio, Kirchner fue autorizada a "completar la realización de los estudios cardiológicos programados, el próximo miércoles, así como para trasladarse por medios aéreos", señaló el vocero. La presidenta, de 60 años, se sometió a un nuevo control, a dos meses de haber sido operada y a tres semanas de haber retomado la actividad. Está previsto que la mandataria encabece el martes en la Plaza de Mayo, el acto central por la celebración de los 30 años de la restauración democrática tras la dictadura (1976/83).

Kirchner suele trasladarse en helicóptero entre la residencia oficial de Olivos (periferia norte) y la Casa Rosada, en el centro de Buenos Aires, pero tenía prohibido realizar traslados aéreos desde su operación. Desde el 18 de noviembre, cuando volvió a mostrarse en público a través de un video, llevó a cabo casi toda su actividad en la residencia de Olivos y sólo se presentó en la Casa Rosada para la asunción de sus nuevos ministros.

Kirchner fue intervenida el 8 de octubre en la Fundación Favaloro, un reconocido sanatorio privado de Buenos Aires, para extraerle un hematoma craneal que se le había producido dos meses antes durante un accidente casero. Tras la operación los médicos le indicaron estricto reposo que cumplió a rajatabla en Olivos.

Durante el período de reposo de la jefa de Estado, tuvieron lugar las elecciones legislativas de mitad de su segundo y último mandato en las que el gobierno perdió en los principales distritos frente a distintas fuerzas de oposición, pero mantuvo su mayoría parlamentaria al ser el más votado en el total del país. A su regreso a la actividad, realizó cambios estratégicos en su gabinete, entre ellos al jefe de Gabinete y al ministro de Economía.