Cristina Fernández reposará un mes por hematoma cerebral

Una fuente gubernamental informó que la presidenta de Argentina continuará tomando decisiones de gobierno; el vicepresidente Amado Boudou sólo cumplirá un rol protocolar.
El hematoma cerebral de Cristina fue producto de una caída a mediados de agosto que había sido mantenida en secreto y de la cual no se conocen detalles.
El hematoma cerebral de Cristina fue producto de una caída a mediados de agosto que había sido mantenida en secreto y de la cual no se conocen detalles.

Buenos Aires

La presidenta argentina, Cristina Fernández, continuará tomando decisiones de gobierno a pesar de que guardará un mes de reposo por un hematoma cerebral, dijo el lunes una fuente gubernamental.

La fuente agregó que el vicepresidente de la nación, Amado Boudou, sólo cumplirá un rol protocolar durante su ejercicio de la presidencia. La Constitución estipula que el vicepresidente debe ejercer el Poder Ejecutivo en caso de licencia médica del presidente.

"Reposo no es desconexión. Los viajes, los aviones, los actos no son recomendables para lo sanguíneo, pero estará encima de los temas desde su casa", dijo la fuente a Reuters bajo condición de anonimato.

Fernández venía encabezando actos de campaña para las elecciones legislativas del 27 de octubre, en un intento por trasladar su popularidad a los principales candidatos oficialistas, que se encuentran rezagados en las encuestas.

De acuerdo con sondeos, el gobierno podría perder el control del Congreso en los comicios, dejándolo sin opción de impulsar una reforma constitucional que habilite a la presidenta a presentarse a un tercer mandato.

Fernández estará un mes en reposo luego de que el sábado le encontraran un hematoma en una membrana cerebral producto de una caída a mediados de agosto que había sido mantenida en secreto y de la cual no se conocen detalles.

La dolencia no es considerada grave y el hecho de que no quede internada significa que los médicos confían en que el hematoma se reabsorberá sin necesidad de una cirugía para drenarlo.