Cristina Fernández denuncia hipocresía en caso Crimea

La presidenta de Argentina dijo que se le permitió a Inglaterra hacerse con las Malvinas, mientras niegan a Rusia anexarse Crimea.
Las decisiones de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, inhibió inversiones.
Cristina Fernández

París

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner denunció este miércoles en París el doble rasero de las grandes potencias por haber tolerado en Malvinas a Gran Bretaña lo que niegan a Rusia en Crimea.

"O respetamos los mismos principios para todos, o vivimos en un mundo donde no hay derecho", dijo la mandataria a la prensa, tras reunirse con su homólogo francés François Hollande en el palacio de Elíseo, donde compartieron un almuerzo.

"Reclamamos a las potencias --agregó-- que cuando se habla de la integridad territorial, que sea aplicable para todos.”

La mandataria, que concluirá este jueves su visita a la capital francesa señaló que "la cuestión de Ucrania debe resolverse en un clima de negociación política y de paz".

Pero insistió en que "si carece de valor lo que ha hecho Crimea a escasos kilómetros de Rusia, mucho menos puede tolerarse a una potencia de ultramar a más de 15.000 kilómetros de distancia", dijo Kirchner, en referencia a los referéndums de determinación organizados en Crimea y las islas Malvinas, respectivamente.

"Mi país -agregó la mandataria- sufre el cercenamiento territorial por parte del Reino Unido de las Islas Malvinas, y sin embargo las grandes potencias, fundamentalmente el Reino Unido y Estados unidos, han estado a favor del referéndum de los kelpers, que sin embargo carece de todo valor".

Según Kirchner, "algo que es fundamental para preservar la paz y el respeto al derecho internacional es no tener doble estándar a la hora de tomar decisiones. No se puede estar de acuerdo con la integridad territorial de Crimea y estar en desacuerdo con la integridad territorial de las Malvinas.”