Cristina Fernández cumplirá 10 días de reposo tras el alta

La presidenta argentina, que cumplió su tercer día hospitalizada por una infección intestinal en el sanatorio privado Otamendi en Buenos Aires, no podrá asistir a la próxima cumbre del G-20 en ...
Vista de hoy del exterior del Sanatorio Otamendi en Buenos Aires, donde permanece ingresada la presidenta argentina
Vista de hoy del exterior del Sanatorio Otamendi en Buenos Aires, donde permanece ingresada la presidenta argentina (EFE)

Buenos Aires

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner cumplió su tercer día internada en Buenos Aires a raíz de una infección intestinal, pero cuando reciba el alta hospitalaria deberá cumplir al menos diez días de reposo, informó esta noche un parte médico.

"Posterior al alta de internación, que se otorgará oportunamente, la Presidenta deberá mantener reposo con control evolutivo en la residencia de Olivos, contraindicándose la realización de desplazamientos, inicialmente y como mínimo, por diez días", indicó la Unidad Médica Presidencial.

Kirchner, de 61 años, fue hospitalizada el domingo por la noche con fiebre y dolor estomacal y se le diagnosticó un "cuadro de sigmoiditis", infección de una parte del colon. Aunque oficialmente no fue anunciada ninguna modificación a la agenda presidencial, Kirchner debería suspender el viaje que tenía previsto entre miércoles y jueves a Australia para asistir a una reunión del G-20 en Bisbane.

Según este último parte médico, la jefa de Estado "se encuentra estable, cumpliendo tratamiento sintomático y con antibióticos por vía endovenosa". La sigmoiditis es una inflamación del último segmento del colon llamado sigmoide, que le provocó "un cuadro febril infeccioso con bacteriemia (bacterias en sangre)", según un reporte médico oficial.

Pese al hermetismo en torno a los detalles del caso, trascendió que el tratamiento es llevado adelante por un equipo de infectólogos del sanatorio privado Otamendi donde se encuentra hospitalizada junto a los profesionales de la Unidad Médica Presidencial. Un discreto operativo de seguridad se mantenía hoy en el ingreso al sanatorio.

A un año de las elecciones presidenciales, Kirchner mantiene una agenda cargada que en los últimos ocho meses debió suspender al menos en tres ocasiones por dolencias que, según sus médicos, no revisten gravedad.

Como consecuencia de esta hospitalización, Kirchner suspendió una visita prevista para el martes de su par chilena Michelle Bachelet, con quien además de celebrar el 30 aniversario de un tratado bilateral que puso fin a un conflicto limítrofe, iba a mantener una audioconferencia con el papa Francisco.

En julio pasado, sufrió un cuadro de faringolaringitis y en octubre tuvo que suspender su agenda 48 horas a raíz de una faringitis. Desde que Cristina Kirchner sucedió en 2007 a su esposo Néstor Kirchner (fallecido en 2010), ha sufrido varios problemas de salud, entre ellos una intervención quirúrgica por un falso positivo de cáncer de tiroides a principios de 2012.

En octubre de 2013 se le extrajo un hematoma craneal causado por una caída y estuvo fuera de actividades públicas por seis semanas.