Crisis política continúa en Libia: ONU

El jefe de la misión de Naciones Unidas, Tarek Mitri, elogió la decisión de la Corte Suprema de declarar inconstitucional la elección del primer ministro Mitig, aunque denunció que la seguridad se ...
El nuevo primer ministro libio, Ahmed Miitig, habla ante los medios de prensa hoy en Trípoli
El nuevo primer ministro libio, Ahmed Miitig, habla ante los medios de prensa hoy en Trípoli (AFP)

Nueva York

El jefe de la misión de la ONU en Libia se congratuló hoy por la decisión de la Corte Suprema de ese país sobre la elección del primer ministro Ahmed Miitig, pero advirtió que la profunda crisis política no terminó. Tarek Mitri dijo en la sede de Naciones Unidas en Nueva York que la seguridad, particularmente en la región oriental, se ha deteriorado, y se refirió a la "enorme" cantidad de armas y municiones que circulan a lo largo de Libia.

La Corte Suprema había dictaminado más temprano que la elección de Miitig es inconstitucional, y puso fin así a un mes de conflicto en el Parlamento interino, en el que dos gabinetes rivales luchaban por el poder. Mitri calificó la decisión de "importante" y saludó el hecho de que haya sido aceptada como "una señal de esperanza".

"Esto no resolverá la crisis política pero al menos abrirá el camino hacia la reanudación de un proceso político normal", dijo a los periodistas. Sobre la situación en Libia en relación a seis meses o un año atrás, Mitri dijo que "la situación se ha deteriorado, principalmente en el este, no hay duda al respecto".

En los mortíferos ataques casi diarios cometidos en la ciudad de Bengasi (este), cuna de la insurrección contra el dictador Moamar Gadafi en 2011, murieron decenas de miembros de las fuerzas de seguridad. "Algo que todos vemos es que hay armas y municiones en grandes cantidades por todas partes en Libia y no solamente armas en manos del ejército y la policía, sino en manos de cualquiera, incluso de criminales", agregó Mitri.

Desde la caída de Gadafi después de ocho meses de revuelta, las autoridades de transición no han logrado poner en pie una policía y un ejército organizados. La situación sigue siendo caótica en el país, víctima de las milicias armadas formadas por los ex rebeldes y de las luchas de influencia en las que se mezclan el dinero, la política y las ideologías, y donde priman los intereses de las regiones y de las tribus.

Mitri dijo que el diálogo auspiciado por la ONU es "más vital que nunca", antes de la elección del 25 de junio, en la que se elegirá un consejo de 200 miembros para reemplazar al Parlamento interino. El enviado de la ONU convocará a negociaciones el 18 y 19 de junio entre 50 representantes de líderes políticos, de grupos revolucionarios, jefes tribales, de la sociedad civil y de mujeres, para discutir sobre problemas de seguridad y otros temas conflictivos.

Para la elección del 25 de junio, hay 1.5 millones de votantes inscriptos y 1,714 candidatos registrados, incluidas 152 mujeres que disputan 32 bancas reservadas a ellas, según Mitri.