Crisis política en Turquía tras mal resultado para Erdogan

El presidente se reunirá este martes con el primer ministro para afrontar la nueva situación, tras haber perdido el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) la mayoría parlamentaria que tenía ...
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a su llegada al aeropuerto Esenboga de Ankara, tras perder la mayoría absoluta parlamentaria
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a su llegada al aeropuerto Esenboga de Ankara, tras perder la mayoría absoluta parlamentaria (AFP)

Estambul

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunirá este martes con el primer ministro para enfrentar las turbulencias políticas después de las elecciones del fin de semana, en las que su partido perdió la mayoría parlamentaria por primera vez desde su llegada al poder en 2002.

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) ha dominado la escena política turca durante trece años, pero el domingo perdió la mayoría parlamentaria en unas elecciones marcadas por el surgimiento de la formación kurda HDP (Partido Democrático del Pueblo).

Ahora, tanto la formación de un gobierno de coalición como la llamada a elecciones anticipadas son una opción, una situación sin precedentes desde la llegada al poder de la formación islamista en 2002.

Estos resultados son además un serio obstáculo para las ambiciones de Erdogan, primer ministro desde 2003 hasta 2014 y actual presidente, y busca aprobar una nueva constitución de corte presidencialista. Esta reforma política requeriría ser aprobada por dos tercios del parlamento.

Unos meses antes de las elecciones Erdogan proyectó como objetivo conseguir 400 escaños para el AKP. Sin embargo, la primera reacción de Erdogan fue la de un estadista, y admitió que no podría gobernar solo.

Opciones para el gobierno

Erdogan se reunirá este martes con el primer ministro, Ahmet Davutoglu, para discutir las opciones para formar gobierno, según informaron los medios turcos. El AKP fue la fuerza mas votada con 41% de las preferencias, seguido del Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata) con 25% y del Partido de Acción Nacionalista (MHP, de derecha) con 16.5%.

La formación kurda llegó en cuarto lugar con 13% de los votos. Con estos resultados el AKP marca una caída de 9% desde las elecciones en 2011, en un contexto de debilidad económica y controversias por el estilo autoritario de Erdogan.

Estos resultados sellan dos años muy duros para el gobierno, tras las masivas manifestaciones de 2013 y los escándalos de corrupción que salpicaron al entorno de Erdogan.

"Erdogan fue el mayor problema en esta elección. Muchos turcos están muy contentos de que haya recibido 'su merecido'" dijo Steven Cook, experto en Oriente Medio del centro de estudios Council on Foreign Relations.

Mientras algunos dicen que "hay elecciones en el horizonte el viceprimer ministro, Numan Kurtulmus, calificó esta posibilidad como algo "muy distante". Para varios analistas el MHP es el socio más probable para el AKP.

"Un perdedor"

El resultado fue una contundente victoria para el HDP, que amplio su base a otros votantes, incluyendo a sectores más seculares como los homosexuales. "Solo hay un perdedor en esta elección, Recep Tayyip Erdogan", dijo el comentarista de oposición Hasan Cemal en un editorial publicado en la página T24. "Y el ganador es el HDP", señaló.

Ahora los partidos tienen 45 días para formar gobierno, de lo contrario deberán convocarse nuevas elecciones. El nerviosismo de los inversores llevó a que el principal índice de la bolsa de Estambul cerrara el lunes con pérdidas del 5%. La moneda nacional, la lira turca, perdió un 3.5% respecto al billete verde, a 2.76 por un dólar, y un 4% con respecto a la divisa europea, a 3.10 por un euro.

Y ello pese a que el banco central intervino rápido rebajando sus tasas a los depósitos de divisas a corto plazo. "La incertidumbre política sólo se suma a una mezcla fea de problemas ya existentes en Turquía", dijo William Jackson, analista de Capital Economics en Londres, en referencia a la alta inflación, el décifit y el rápido endeudamiento del sector privado.

"Puede que Turquía sea el país mas vulnerable de todas las grandes economías emergentes en este momento", agregó el experto en una nota. En tanto, el balance de muertos por las explosiones en las sedes del partido HDP antes de las elecciones subió a tres. Estos hechos violentos no fueron el primer ataque que sufrió la formación durante la campaña.