Crisis de niños migrantes en EU, a Cumbre de Las Américas

Guatemala y Panamá buscarán un consenso continental sobre el problema de los menores centroamericanos que ingresan clandestinamente en EU en la cumbre continental en Panamá.
El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, escucha a su par panameño, Juan Carlos Varela, en el Palacio de las Garzas de Panamá
El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, escucha a su par panameño, Juan Carlos Varela, en el Palacio de las Garzas de Panamá (AFP)

Panamá

Guatemala y Panamá buscarán un consenso continental en torno a la crisis de los niños centroamericanos que entran clandestinamente en solitario en Estados Unidos, durante la próxima Cumbre de Las Américas en Panamá en 2015, anunció hoy el mandatario guatemalteco Otto Pérez.

Ambos mandatarios se entrevistaron en el Palacio Presidencial de Las Garzas, en el Casco Antiguo del área metropolitana, para abordar aspectos de la integración energética, el turismo y la seguridad, y compartir experiencias en la lucha contra el crimen organizado y las migraciones de menores de edad hacia Estados Unidos.

El asunto de los menores migrantes centroamericanos es uno de los temas que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, propondrá en la agenda de la próxima Cumbre de Las Américas, "porque estamos seguros que es de interés para todo el continente", dijo Pérez.

"Los flujos migratorios, como todos sabemos, se dan continuamente en los diferentes países y recientemente nosotros tuvimos una crisis con los menores no acompañados que estaban viajando a Estados Unidos", añadió Pérez tras reunirse con Varela en el Palacio de Las Garzas, sede del gobierno panameño.

Según cifras de Estados Unidos, 61,581 niños entraron clandestinamente a Estados Unidos desde octubre, en su mayoría procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Un comunicado de la Presidencia panameña asegura que ambos gobernantes "hicieron énfasis en promover la búsqueda de consensos a nivel regional para atender el fenómeno de los niños migrantes en el marco del respeto a los derechos humanos y el interés superior de estos menores".

El desempleo, la pobreza y la inseguridad que generan las violentas pandillas son factores determinantes para que muchos centroamericanos decidan migrar en forma indocumentada a Estados Unidos, según organizaciones de defensa de los derechos de los migrantes. Actualmente, Estados Unidos registra una crisis humanitaria por la llegada masiva de niños centroamericanos sin la compañía de adultos.

Los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador han pedido a Washington una especie de "plan Colombia" o "un mini plan Marshall", en referencia al esfuerzo estadunidense para incentivar la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial, que ayude a la región a evitar las migraciones masivas.

Ese plan iría enfocado en promover el empleo y combatir la pobreza y el narcotráfico, del que acusan en parte a Estados Unidos por ser el mayor consumidor de las drogas que pasan por la región.

Pérez y Varela se reunieron por más de cuatro horas, en las que trataron también asuntos relacionados con el comercio, el turismo y la seguridad, tema sobre el que ambos gobiernos están interesados en aunar esfuerzos en la lucha contra el crimen organizado. Panamá y Guatemala establecieron relaciones diplomáticas el 15 de enero de 1904.

Se espera que Guatemala desempeñe un fuerte papel en el ámbito de la cooperación subregional, cuando asuma en enero de 2015 la Presidencia del Sistema de Integración Centroamericano (SICA).

Pérez Molina agradeció a su colega panameño la solidaridad con Guatemala ante una sequía asociada al cambio climático, que afecta a unas 238.000 familias en áreas rurales en ese país, especialmente por pérdidas en la producción de alimentos de origen agropecuario, lo que ha obligado a la aplicación de planes de contingencia.

El mandatario guatemalteco resaltó, además, el respaldo oficial de Panamá a la candidatura del guatemalteco Eduardo Stein, para que ocupe en 2015 la secretaría general de la Organización de Estados Americano (OEA), en sustitución del chileno José Miguel Insulza.