Crisis lleva a madrileños a albergues

En España se han registrado ya las primeras nevadas, incluida una en Madrid, por ello, el Ayuntamiento puso en marcha un programa en el que da refugio a quien lo solicite durante 127 días.
Crisis lleva a Madrileños a albergues
Crisis lleva a Madrileños a albergues (Especial)

Madrid

Por primera vez en los albergues de Madrid hay más españoles que extranjeros y la razón no es otra más que la crisis y la precariedad laboral, pese a que la capital de España cuenta con poco más de medio millón de desempleados de las casi cinco millones que no tienen trabajo.

En concreto, el 53% de españoles ocupan algunos de los albergues que hay en esta ciudad. Así que los autóctonos comparten, además, techo con africanos, rumanos y polacos, todos sin trabajo y sin hogar.

Desde hace 15 días el frío llegó a España para quedarse, pese a que aún es otoño. Se han registrado ya las primeras nevadas, incluida una en Madrid. Por ello, el Ayuntamiento puso en marcha un programa en el que da refugio a quien lo solicite durante 127 días.

La alcaldesa madrileña. Ana Botella, visitó el Centro de Acogida de Pinar de San José.   Por género, el 86,6 por ciento son hombres frente al 89,4 por ciento de la campaña 2012-2013, aumentado el porcentaje de las mujeres que pernoctan respecto al año pasado, un 13,4 por ciento frente al 10,6 por ciento. En el Centro de Día se ha atendido a 19 personas distintas con un nivel de ocupación diario del 50 por ciento.

Tres son los perfiles predominantes en estos dispositivos, como explicó la alcaldesa: los que tienen problemas con el alcohol, con las drogas o problemas mentales. Todos ellos tienen un denominador común, que han roto lazos con sus familias.

Aunque muchos de los usuarios no entrarían en la imagen estereotipada del sin techo: los había con sus instrumentos de trabajo, como una guitarra o unos malabares, algunos pertrechados con sus maletas, perfectamente abrigados, como si acabaran de bajarse de un tren o de estar a punto de coger un avión e incluso quien se ha quedado sin nada por un revés de la vida y tiene que acudir a recursos como éste vestidos con traje de chaqueta y gabardina.