Crece la movilización por la democracia en Hong Kong

Estados Unidos pide a China "contención" ante los miles de manifestantes que mantienen su desafío al gobierno chino en la ex colonia británica y apoya sus reclamos de sufragio universal y 185 mil ...
 Miles de personas se manifiestan a favor de la democracia en la zona de Mong Kok, en Hong Kong
Miles de personas se manifiestan a favor de la democracia en la zona de Mong Kok, en Hong Kong (EFE)

Hong Kong, Washington

Con un despliegue masivo y creciente, los millares de manifestantes prodemocracia de Hong Kong mantenían hoy su desafío al gobierno chino, al que reclaman mayores libertades políticas.

La campaña de desobediencia civil en curso desde hace semanas en la ex colonia británica se intensificó de forma espectacular este fin de semana, y se ha convertido en el episodio de violencia urbana más grave desde que el territorio fue devuelto a China en 1997.

Hasta altas horas de la noche del domingo, la policía lanzó numerosas salvas de gases lacrimógenos (87 en nueve puntos diferentes, según precisó) y gas pimienta para dispersar a los manifestantes, dando lugar a escenas de caos en las calles muy inusuales en Hong Kong.

En un aparente gesto de apaciguamiento, el gobierno local anunció la retirada de la policía antidisturbios, y pidió a cambio a los manifestantes "que liberen las calles ocupadas lo antes posible, para dejar paso a los vehículos de emergencia y restablecer los servicios de transporte público".

Sin embargo, con el paso de las horas, el número de manifestantes aumentaba en las calles, y en las últimas horas de la tarde de este lunes unos 20 mil de ellos estaban concentrados en el barrio de negocios de Admiralty, cerca de la sede del gobierno.

Tras hacerse de noche, miles de manifestantes encendieron sus teléfonos celulares, iluminando el barrio de negocios en un ambiente de fiesta. Más de 200 líneas de autobús han sido suspendidas o desviadas, el tráfico de tranvías seguía perturbado y varias estaciones de metro estaban cerradas.

Igualmente cerraron numerosas escuelas y empresas, lo que estaba perturbando la actividad en esta importante plaza financiera y económica. La bolsa hongkonesa perdió hoy 1.9% al cierre, y según la asesoría estadunidense JL Warren Capital, es de esperar que haya "volatilidad en los próximos días".

En este contexto, Estados Unidos pidió hoy a las autoridades de Hong Kong que ejerzan "contención" ante las protestas prodemocráticas que se extienden en la ciudad y expresó su respaldo al reclamo de los manifestantes de lograr la instauración del sufragio universal para las elecciones de 2017.

"El Gobierno estadunidense está siguiendo de cerca la situación en Hong Kong. Urgimos a las autoridades de Hong Kong a ejercer la contención y a los manifestantes a expresar sus opiniones de forma pacífica", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Earnest condenó que el gobierno de China haya "tratado de suprimir los informes de prensa" sobre las protestas en algunos casos y aseguró que EU no dudará a la hora de expresar su posición a China, pese a que el Ejecutivo de ese país advirtió hoy contra posibles injerencias extranjeras en las protestas de Hong Kong.

"Estados Unidos apoya las libertades fundamentales reconocidas internacionalmente, entre ellas la libertad de asamblea pacífica y la libertad de expresión", señaló el portavoz. "Apoyamos el sufragio universal en Hong Kong de acuerdo con la legalidad básica y respaldamos las aspiraciones del pueblo de Hong Kong", indicó el vocero.

La Casa Blanca considera que "la legitimidad básica del jefe ejecutivo de Hong Kong", la máxima autoridad dentro de la región administrativa especial china, "mejorará enormemente" si es seleccionado "a través del sufragio universal", aseguró Earnest.

"También creemos -prosiguió- que la legitimidad del jefe ejecutivo mejorará si las elecciones proporcionan al pueblo de Hong Kong un rango significativo de candidatos entre los que elegir, que representen la voluntad del pueblo y de los votantes".

Estados Unidos ha comunicado esa opinión a China y "seguirá haciéndolo", señaló el portavoz presidencial, preguntado por la advertencia que el Gobierno chino lanzó hoy contra cualquier injerencia extranjera en lo que ocurre en Hong Kong.

"Hemos sido muy consistentes al expresar a la República Popular de China nuestro apoyo al sufragio universal y a las aspiraciones del pueblo de Hong Kong y vamos a seguir haciéndolo", sostuvo Earnest.

Además, un texto publicado en la web de la Casa Blanca lleva recogidas más de 185 mil firmas para que Barack Obama haga presión sobre Pekín y "evitar una segunda masacre de Tiananmen" en Hong Kong, donde miles de manifestantes exigen más libertades políticas.

El texto fue publicado en el servicio de peticiones al presidente que aloja la web de la Casa Blanca. La administración Obama se comprometió a responder cualquier solicitud que superase las cien mil firmas.

"Estimado presidente Obama, nosotros, los amantes de la democracia que vivimos en Estados Unidos y en otros lugares del mundo le pedimos que presione al gobierno chino para que mantenga su promesa de elecciones democráticas para los ciudadanos de Hong Kong", dice el texto.

"Tememos que una segunda masacre de Tiananmen tenga lugar en Hong Kong", prosigue refiriéndose a la represión del movimiento prodemocrático que tuvo lugar en la plaza Tiananmen, en Pekín, en 1989.

Asimismo, el gobierno británico expresó su inquietud por lo que ocurre en su ex colonia y pidió a las autoridades chinas y los manifestantes conversaciones constructivas que hagan avanzar la democracia.

El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, consideró hoy que los ciudadanos de Hong Kong deben tener "una opción real" en las elecciones de 2017 y mostró su "solidaridad" con los manifestantes prodemocracia.

En un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, el líder del Partido Liberal Demócrata y número dos del Ejecutivo de Londres expresó su "solidaridad" con los "valientes" activistas que llevan a cabo protestas en favor de la democracia en esa ciudad.

El político liberaldemócrata agregó que el Reino Unido "continúa comprometido con la Declaración Conjunta y el principio de 'Un país, Dos Sistemas". "El sufragio universal debe significar una opción real para los ciudadanos de Hong Kong y una participación real en las elecciones de 2017", subrayó.

Clegg agregó que "cuando China tomó el control de Hong Kong en 1997, estuvo de acuerdo con una política de 'un país, dos sistemas' que permitió a la antigua colonia un alto nivel de control sobre sus propios asuntos y mantuvo en su lugar libertades no vistas en tierra firme. También prometió que con el tiempo el líder de la ciudad sería elegido mediante sufragio universal".

Por su parte, el ministerio británico de Asuntos Exteriores señaló hoy que supervisa cuidadosamente la situación en Hong Kong después de que la policía lanzara gas lacrimógeno para intentar dispersar a los manifestantes que protestaban a las afueras de las oficinas del Gobierno.

Según un portavoz del Foreign Office, el Ejecutivo de David Cameron está "preocupado" por los eventos que están ocurriendo en esa ciudad y recordó el derecho de sus ciudadanos a protestar.

Esa fuente oficial reiteró la "postura del Reino Unido, como cosignatario de la Declaración Conjunta Sino-británica, de que la prosperidad y la seguridad de Hong Kong estén apuntaladas por sus derechos y libertades fundamentales, incluyendo el derecho a manifestarse".El presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, expresó su pleno apoyo a los manifestantes.

China censura información

Los manifestantes exigen que Pekín levante sus restricciones al sufragio universal en Hong Kong, un territorio que goza de más libertades políticas que el resto del país, como la libertad de expresión y de manifestación.

En agosto, el gobierno central anunció que la elección del líder del ejecutivo hongkonés en 2017 será por sufragio universal, pero sólo podrán presentarse dos o tres candidatos designados por un comité leal a Pekín. Para los activistas prodemocracia, esta condición es inaceptable.

Además de los estudiantes, vanguardia de la campaña de protestas iniciada hace una semana, la amplificación de la movilización se debe también a Occupy Central, la organización prodemocrática más señalada de Hong Kong.

Esta organización preveía inicialmente ocupar a partir del 1 de octubre el barrio financiero Central, pero ante la aceleración de los acontecimientos decidió llamar a sus simpatizantes a salir a las calles este domingo. Según la policía, 41 personas heridas durante los enfrentamientos han sido hospitalizadas.

En total, 78 fueron detenidas por motivos diversos: alteración del orden público, entrada ilegal en edificios del gobierno, o violencia contra representantes de la fuerza pública.

La prensa oficial china escribía hoy que las manifestaciones prodemocracia de Hong Kong, animadas por "extremistas políticos", están "abocadas al fracaso". Las autoridades chinas han censurado además en las redes sociales toda información relativa a la agitación en la ex colonia británica, incluyendo los intercambios de fotos en la aplicación Instagram.