Corte Suprema española rechaza recurso de gobierno catalán

La decisión del Tribunal Supremo supone el fin de las vías legales para mantener la consulta soberanista alternativa del próximo domingo, que contará con un espectacular despliegue policial.
Voluntarios de la asociación catalana Omnium Cultural trabajan en una centralita telefónica preparando la consulta soberanista en Barcelona
Voluntarios de la asociación catalana Omnium Cultural trabajan en una centralita telefónica preparando la consulta soberanista en Barcelona (AFP)

Madrid

El Tribunal Supremo de España rechazó hoy el recurso presentado por el Gobierno de Cataluña contra el acuerdo del Consejo de Ministros que autorizó la presentación de una demanda ante el organismo contra la consulta independentista programada para el 9-N, ahora suspendida cautelarmente. De esta manera, se agotan las vías legales para mantener este proceso alternativo.

Los jueces rechazaron los argumentos del Ejecutivo catalán, que les reclamó que anularan el acuerdo del gobierno central de Mariano Rajoy para dejar sin efecto la decisión del Constitucional que el pasado martes suspendió el sucedáneo de consulta por unanimidad.

El gobierno de Cataluña, que encabeza Artur Mas, alegó que el Ejecutivo de Rajoy había realizado un “uso torticero” del alto tribunal y que había actuado con abuso de poder.

Sin embargo, los magistrados del Supremo defendieron la actuación del gobierno del conservador Partido Popular, al que la ley permite acudir al Constitucional cuando las comunidades autónomas invaden competencias que corresponden al Estado español.

En cualquier caso, el Tribunal Constitucional está obligado a suspender la norma cuestionada si lo solicita el Ejecutivo de Rajoy Brey, como ocurrió en este caso, sin entrar a valorar el fondo de la cuestión.

Ya lo esperaban

Las reacciones llegaron de inmediato, el líder del partido independentista Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, afirmado que no le sorprendió la decisión del Supremo.

“Supongo que todos estábamos convencidos de que así sería. Me parece que todos, sin excepción, estábamos convencidos de que pasaría. Precisamente por eso llegamos a la conclusión de que es mejor que la sociedad catalana decida su futuro por sí misma y pueda construir la independencia”, indicó.

Antes, Junqueras había avisado que el gobierno central solo negociará con el de Cataluña cuando sea independiente y se inicie una relación “de igual a igual”, por lo que ha considerado inútil plantear escenarios que pretendan conseguir la independencia mediante el diálogo con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Espectacular dispositivo

Por la mañana, el consejero de Interior de Cataluña, Ramón Espadaler, explicó que el 9 de noviembre habrá 6,992 agentes de los Mossos d'Esquadra (policías locales) de servicio, que no estarán al servicio del ministro del Interior ni de la Consejería local, sino al de los jueces, los tribunales y la Fiscalía, por lo que si un magistrado pide retirar las urnas se hará.

En total, el próximo domingo trabajarán 2,236 agentes en servicio ordinario y 4,756 como refuerzo, y según detalló, la policía activó este lunes una prealerta, que será alerta a partir del 9 de noviembre y alerta máxima desde las 6.00 horas del 9N, para asegurar que todos los mecanismos y órdenes funcionan con fluidez.

Se le preguntó si los preparativos del dispositivo policial son una muestra de que el Gobierno Catalán sigue en la organización de la consulta, y respondió que el organismo que dirige no organiza nada respecto al 9-N y solo actúa ante la previsible movilización ciudadana como lo haría ante una final futbolística, un premio de Fórmula 1, el 11 de septiembre, Diada Nacional de Cataluña, o el 12 de octubre.

Marcha pro-España

Mientras tanto, casi está a punto una concentración que reivindicará el próximo domingo en Madrid, coincidiendo con la convocatoria de la consulta soberanista de Cataluña, una España “generosa” y llena de “valores” frente a quienes pretenden dividir y polarizar el país.

La iniciativa está convocada por la plataforma “Todos somos Cataluña” y ya cuenta con el apoyo de diversos movimientos cívicos como Denaes, Unidad y Diversidad, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Dignidad y Justicia, HazteOir, Círculo Balear, Constitución y Libertad o Asociación por la Tolerancia.

El objetivo es que el próximo domingo centenares de ciudadanos defiendan “la España de los valores” en la plaza de Cataluña de Madrid. El portavoz de la plataforma, Santiago Rivas, declaró que es necesario “mandar un mensaje positivo de España sin polarizaciones ni prohibiciones”.