Correa anuncia "crisis de gabinete" tras perder importantes alcaldías

El presidente de Ecuador considera necesario oxigenar el gobierno tras la derrota en las elecciones del domingo en las principales ciudades, incluyendo la capital, Quito.
Correa (c), en la sede de su movimiento, Alianza País, la noche de las elecciones municipales
Correa (c), en la sede de su movimiento, Alianza País, la noche de las elecciones municipales (EFE)

Quito

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que habrá una "crisis de gabinete" en su gobierno porque pedirá la renuncia a sus ministros tras las elecciones del domingo, en las que el oficialismo perdió las alcaldías de las principales ciudades. "Antes del 23 de febrero, independientemente de los resultados (de los comicios locales), creíamos que era necesario oxigenar el gabinete. Entonces va a haber una crisis de gabinete", manifestó el mandatario en declaraciones a la prensa en el puerto de Guayaquil (suroeste).

Agregó que "mañana (miércoles) tengo reunión y pediré la renuncia a todo el gabinete". Correa remarcó que "eso lo habíamos planificado antes de los resultados del 23 de febrero". En las elecciones del domingo, la oposición conquistó las alcaldías de las mayores ciudades ecuatorianas, incluidas Quito y la andina Cuenca (sur), bastiones del oficialismo, según encuestas a boca de urna y los resultados oficiales parciales. El mismo día, el jefe de Estado admitió el revés político de su movimiento Alianza País, el cual fundó para ganar el cargo en un balotaje en 2006.

"El problema no es el gobierno. Se pudo ganar en muchas más plazas, pero es la estructura, es Alianza País, no es el gobierno", indicó Correa. Añadió que "sí creemos que se requiere una oxigenación" en el gabinete y que es necesario "consolidar" Alianza País, por lo cual fue positivo recibir este "sacudón" electoral. "Vamos a hacer una crisis de gabinete y tomaremos en cuenta muchos de los nombres de nuestros compañeros que por diferentes motivos no lograron el puesto al que aspiraban", dijo Correa.

Correa, cuyo período se extenderá hasta 2017, había acumulado siete contundentes victorias electorales consecutivas desde su llegada al poder, en enero de 2007. El año pasado fue reelegido en una histórica primera vuelta y logró una mayoría legislativa. En Quito, con casi 1.9 millones de electores, el abogado de centroderecha Mauricio Rodas lideraba el escrutinio parcial (59% de los votos), sobre un 62% de las mesas contabilizadas, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Rodas, de 39 años y dirigente de la alianza Suma Vive, llevaba una ventaja de 21 puntos sobre el alcalde Augusto Barrera (38%), quien buscaba la reelección en el principal fortín oficialista. En Guayaquil, reducto de la derecha desde hace dos décadas, el alcalde Jaime Nebot (en el cargo desde 2000) captaba 59% de los sufragios contra 40% de Viviana Bonilla, apadrinada por Correa, tras contabilizarse 63% de las actas.

Cuenca -la tercera ciudad- tuvo triunfo de Marcelo Cabrera con 44% contra 36% del oficialista Paul Granda, quien también aspiraba a la reelección, de acuerdo con resultados definitivos. El domingo, los ecuatorianos eligieron 221 alcaldes, 23 prefectos provinciales, 1,035 concejales municipales y 4,079 vocales de juntas rurales para un período que se extenderá hasta el 14 de mayo de 2019. Se espera que el cómputo oficial concluya en los próximos días.