Corea del Norte rechaza propuesta sobre reunión de familias separadas

El régimen de Pyongyang explicó que consideraría buena la propuesta surcoreana si ésta proviniese de una intención sincera para aliviar el dolor de la división de la península coreana y mejorar ...

Tokio

Corea del Norte rechazó la reciente propuesta de su contraparte del Sur para celebrar un encuentro de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53) en la festividad del Año Nuevo Lunar, que este año cae el 31 de enero.

En un telegrama, el Comité norcoreano para la Reunificación Pacífica de Corea consideró que podría realizarse el encuentro en una "buena estación", sin mencionar un fecha específica para desarrollar la reunión.

El régimen de Pyongyang explicó que consideraría buena la propuesta surcoreana si ésta proviniese de una intención sincera para aliviar el dolor de la división de la península coreana y mejorar las relaciones entre ambas naciones.

En el texto dado a conocer por la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA, dirigido al Ministerio surcoreano de Unificación, Corea del Norte subrayó que continuará haciendo esfuerzos para mejorar los lazos con Corea del Sur.

Apenas hace tres días, la presidenta surcoreana Park Geun-hye propuso reanudar, alrededor del Año Nuevo Lunar, los encuentros de las familias separadas, uno de los asuntos más emotivos para los ciudadanos de la tercera edad entre las dos Coreas.

El Año Nuevo Lunar, que cae este año el 31 de enero, es una de las mayores festividades en ambas Coreas, en la que normalmente se reúnen los familiares.

Ambas Coreas organizaron una cita de familiares para el pasado octubre en territorio norcoreano, pero el régimen de Kim Jong-un canceló el encuentro escasos días antes tras acusar a Seúl de usar las negociaciones como mecanismo de confrontación.

Tanto el Sur como el Norte celebraron su primer evento de reunificación de familias en 1985, pero las tensas relaciones bilaterales impidieron dar periodicidad a los encuentros.

Sin embargo, después de un paréntesis de 15 años, entre 2000 y 2010 se celebraron 18 reuniones que permitieron a más de tres mil 800 familiares volver a reunirse brevemente tras décadas de separación.

El último encuentro tuvo lugar a finales de 2010 y desde entonces no se han producido más por la tensión entre ambos países, que técnicamente se encuentran en guerra porque en lugar de firmar un tratado de paz definitivo acordaron un armisticio.