Corea del Norte rechaza reunión sobre familias separadas con el Sur

La Cruz Roja norcoreana avisó a su homóloga surcoreana que no se ha creado un entorno adecuado para los diálogos intercoreanos a nivel de trabajo.

Tokio

Corea del Norte rechazó hoy la propuesta surcoreana de mantener una próxima reunión para abordar la posibilidad de regularizar los encuentros de familias separadas desde la guerra de 1953.

La Cruz Roja de Corea del Norte avisó a su homóloga surcoreana, en un mensaje enviado vía telegrama, que no se ha creado un entorno adecuado para los diálogos intercoreanos a nivel de trabajo, informó el Ministerio de Unificación en Seúl.

"Teniendo en cuenta las actuales relaciones intercoreanas, los serios asuntos humanitarios, como la regularización de las reuniones de las familias separadas, no podrán ser resueltos a través de los diálogos a nivel de trabajo de la Cruz Roja", agregó la entidad norcoreana.

El mensaje del régimen de Pyongyang insinua su voluntad de discutir el citado asunto a través de una mesa de diálogo de alto rango y no mediante las conversaciones a nivel de trabajo, indicó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El Ministerio de Unificación surcoreano, a cargo de los asuntos intercoreanos, expresó su pesar por el rechazo del gobierno del líder Kim Jong-un.

La decisión de Pyongyang se produjo un día después de que Corea del Sur propusiera celebrar, el 12 de marzo, los diálogos a nivel de trabajo de la Cruz Roja para discutir la regularización de las reuniones de las familias separadas.

En un discurso el sábado pasado, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, dijo que las reuniones deben regularizarse porque el tiempo se acaba para los miembros de familias separadas, la mayoría de los cuales están en sus 70 y 80 años.