Coordinador de la ONU quiere poder "afrontar una explosión" del ébola

David Nabarro reconoció que desconoce si se va a agravar la epidemia, mientras Senegal cerró hoy sus fronteras con Guinea y el Congo anunció trece muertos por fiebres hemorrágicas "de origen ...
Un soldado liberiano hace guardia ante una tienda cerrada en un barrio de Monrovia, como parte de las medidas para contener el Ébola
Un soldado liberiano hace guardia ante una tienda cerrada en un barrio de Monrovia, como parte de las medidas para contener el Ébola (AFP)

Monrovia

El coordinador de la ONU contra el virus Ébola quiere estar listo para "afrontar una explosión si es necesario" de la epidemia, al tiempo que Senegal cerraba sus fronteras con Guinea y el Congo anunció 13 muertos por fiebres hemorrágicas "de origen indeterminado".

"Estoy decidido a asegurar que cada elemento de nuestro aparato está a su nivel óptimo con el fin de afrontar una explosión si es necesario", declaró David Nabarro a la AFP durante una escala en el aeropuerto de Conakry, camino a Monrovia, y precisó que desconoce si se va a agravar la epidemia. "O estamos cerca de un techo (en la propagación de la epidemia, NDLR) y luego decaerá, o bien nos encontramos en una fase, en un punto de inflexión, y aumentará, pero no puedo pronunciarme en absoluto", precisó el epidemiólogo.

El doctor Nabarro llegó esta noche a Liberia, primera etapa de su gira por los cuatro países de África del Oeste superados por la magnitud de la epidemia. Luego viajará a Sierra Leona, Guinea y Nigeria, dos días en cada país. Senegal cerró este jueves sus fronteras terrestres con Guinea. "La medida se extiende a las fronteras aéreas y marítimas para los aviones y barcos procedentes de la República de Guinea, Sierra Leona y Liberia", indicó el Ministerio de Interior.

Las autoridades sudafricanas también anunciaron el jueves el cierre de sus fronteras a las personas procedentes de Guinea, Liberia y Sierra Leona, además de un seguimiento médico de sus ciudadanos que regresen de esos países.

En Liberia, donde está vigente desde el miércoles un toque de queda y dos barrios en la periferia de la capital, Monrovia, están en cuarentena, la Cruz Roja consideró necesario confiar la coordinación de la lucha contra el ébola a una organización internacional mejor que a las autoridades locales, "ante una calamidad de tal amplitud".

La escasa capacidad del único crematorio del país, que pertenece a la comunidad india, que sigue los ritos funerarios hindúes, está desbordado por las decenas de cuerpos de muertos por el ébola que llegan cada día, destacó el secretario general de la Cruz Roja liberiana, Fayah Tamba.

"Nuestro equipo pudo recoger 41 cuerpos el sábado. El domingo recogieron hasta 37. El crematorio no tenía capacidad para incinerar todos, así que tuvimos que llevar algunos" al hospital, explicó Tamba. "A la mañana siguiente tuvimos que transportarlos al crematorio y asegurarnos de que eran incinerados para poder recoger más cuerpos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó la "mejoría significativa" de un médico y una enfermera, dos de los tres sanitarios liberianos tratados con el suero experimental ZMapp. El tercero, otro médico, se encuentra mejor pero dentro de la gravedad, indicó la OMS. En Estados Unidos, las dos primeras personas tratadas con ZMapp, un médico y una misionera de la organización caritativa estadunidense Samaritan's Purse, fueron dados de alta en el hospital.

El doctor Kent Brantly, de 33 años, y Nancy Writebol, de 60 años, contaminados cuando cuidaban enfermos en Liberia y fueron repatriados a Estados Unidos a principios de mes, atribuyeron su curación a la fe y a las oraciones de millones de personas.

Sistemas de salud "sumergidos"

"Los sistemas sanitarios de los principales países afectados eran débiles antes de la epidemia. Ahora son sumergidos", declaró por su parte la representante especial del secretario general de la ONU para Liberia, Karin Landgren, que señaló la penuria persistente de cloro y equipos de protección.

En la vecina Sierra Leona, donde al igual que en Liberia "la transmisión sigue siendo alta", según la OMS, sonaron desde primera hora del jueves los llamamientos de los muecines en las mezquitas y las campanas de las iglesias para marcar el inicio de una jornada de oración y ayuno contra el ébola.

"Tanto cristianos como musulmanes imploran la misericordia divina y su perdón por todos los pecados", declaró a la AFP la reverenda Christiana Sutton-Koroma. El ministro de Asuntos Sociales, Muijeh Kaikai, confirmó que las autoridades saudíes le habían informado de que ninguno de los mil peregrinos de Sierra Leona inscritos para la gran peregrinación anual a La Meca este año recibirían un visado debido a la epidemia.

En Guinea, un centenar de médicos y voluntarios se desplegaron en 41 puestos de entrada y de control en las fronteras con Liberia y Sierra Leona, en virtud del estado de emergencia sanitaria decretado el 13 de agosto. "Toda persona, guineana o extranjera, que viva fuera de nuestras fronteras y desee entrar en nuestro país debe ser rigurosamente examinada", dijo el ministro de Salud, el médico coronel Rémy Lamah.

La epidemia de ébola ha causado al menos 1,350 muertos, de ellos 576 en Liberia, 396 en Guinea y 374 en Sierra Leona, según el último balance de la OMS, a fecha de 18 de agosto. El ministro congoleño de Sanidad, el doctor Félix Kabange Numbi, anunció la noche del jueves trece muertes por una fiebre hemorrágica "de origen indeterminado" en el noroeste de la República Democrática del Congo.

Unas 80 personas que estuvieron en contacto con los enfermos fallecidos están siendo atendidas a domicilio, añadió. El virus Ébola fue descubierto en 1976 en la provincia congoleña del Ecuador. Desde entonces, el país ha sufrido varias epidemias mortíferas. La última dejó oficialmente 36 muertos de agosto a noviembre de 2012 en el noreste.