Convoca Japón a embajador chino para protestar por la zona de defensa aérea

A través de un comunicado, la cancillería nipona explicó que para Japón el área de defensa creada por China "no tiene validez" al englobar parte de lo que considera su territorio.

Tokio

El Ministerio de Exteriores nipón convocó hoy al embajador de China en Tokio, Cheng Yonghua, para expresarle su malestar por la decisión de Pekín de crear una nueva zona de defensa aérea que comprende las disputadas islas Senkaku.

El vicecanciller japonés, Akitaka Saiki, recibió al embajador chino en la sede del Ministerio de Exteriores en Tokio a las 16.30 hora local (7.30 GMT) y le transmitió una protesta formal del Gobierno nipón, informó a Efe la cancillería.

La reacción de Tokio se produce después de que el Ministerio de Defensa chino anunciara el pasado sábado el establecimiento de una "área de identificación de defensa aérea" que incluye las islas Senkaku/Diaoyu, administradas de facto por Tokio y cuya soberanía reclama Pekín.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo hoy que está "profundamente preocupado" por la decisión de China, que advirtió, puede intensificar las tensiones en la región."Me preocupa profundamente que (la decisión de China) pueda cambiar de manera unilateral el 'status quo' en el Mar de China Oriental, empeorar la actual situación y causar incidentes en las aguas", apuntó Abe durante en la Dieta (Parlamento).

Por su parte, el ministro nipón de Exteriores, Fumio Kishida, dijo hoy que la decisión de China además de "preocupar" a Japón, inquieta a otros países por lo que pidió "moderación" al gigante asiático.

A través de un comunicado, la cancillería nipona explicó que para Japón el área de defensa creada por China "no tiene validez" al englobar parte de lo que considera su territorio.

La tensión en este pequeño archipiélago se disparó en septiembre del año pasado, cuando el Gobierno nipón compró de su propietario nipón tres de los cinco islotes, en una acción que desencadenó violentas manifestaciones en China y empeoró ya las de por sí complejas relaciones de ambos países.

Situado en el Mar de China Oriental, a unos 175 kilómetros al noreste de Taiwán y 150 al noroeste del archipiélago nipón de Okinawa, este deshabitado archipiélago tiene una superficie de unos siete kilómetros cuadrados y se cree que podría contar con importantes recursos marinos y energéticos.