Río Matanza en Argentina entre los más contaminados del mundo

Entre los sitios más contaminados figuran el río Matanza en Argentina, el vertedero de Agbogbloshie en Ghana y el río Citarum en la región de Kalimantan en Indonesia

Ginebra

La cuenca del río Matanza, en la provincia de Buenos Aires, está entre los diez lugares más contaminados del mundo por el alto nivel de tóxicos que contienen sus aguas, entre los que destacan compuestos orgánicos volátiles como el tolueno, según el informe de la ONG Green Cross.

En el estudio de 2013  sobre los diez lugares más contaminados del mundo,  figuran también Hazaribagh ,Bangladesh, el vertedero de Agbogbloshie en Ghana, el río Citarum en la región de Kalimantan en Indonesia, el delta del río Níger en Nigeria, las dos ciudades rusas de Dzershinsk y Norilsk, Kabwe en Zambia y Chernobil, en Ucrania.

En el Matanza, se encuentra  tolueno que es la materia prima a partir de la cual se obtienen derivados del benceno, ácido benzoico o fenol y se utiliza en la elaboración de medicamentos, colorantes, perfumes y detergentes.

En los 64 kilómetros de extensión de la cuenca de este río, que fluye desde el oeste de Buenos Aires hasta el estuario del río de La Plata, también se encuentran contaminantes como grafito, mercurio, cromo y otros residuos industriales.

Se trata de una zona industrial en la que se ubican curtidurías, plantas petroleras, químicas y metalúrgicas, además de unos cuarenta vertederos de basura, fuentes contaminantes que, según datos de 2007, afectan potencialmente a unos 4,5 millones de personas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 20 % de las muertes en los países en vías de desarrollo se debe directamente a causas medioambientales.


Cada año desde 2007 esta ONG, fundada por el ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov, publica su informe sobre polución ambiental con los lugares más contaminados del mundo, donde aparecen desde entonces Chernobil y las dos ciudades rusas, lo que implica que "no se han conseguido avances en saneamiento medioambiental", según Green Cross.

En la lista de este año aparecen lugares con fuentes tóxicas a las que las personas están directamente expuestas, con prioridad a los que afectan a seres humanos por inhalación directa, ingesta a través de alimentos o contacto con la piel, como sucede con el plomo, cadmio, cromo, petróleo, pesticidas, fenoles, mercurio o sarín.

También se han tenido en cuenta lugares en los que las fuentes contaminantes afectan a gran parte de la población y, finalmente, se ha valorado la sustancia tóxica mediante la comprobación de datos sobre su toxicidad, carcinogenicidad y potenciales riesgos para la salud.