Conmemoran en Jerusalén victoria aliada de la II Guerra Mundial

Los veteranos y sus allegados, algunos de los cuales portaban retratos y fotos de los que ya no están, fueron vitoreados por los numerosos curiosos y familiares que saludaban la comitiva.

Jerusalén

Varias decenas de veteranos que combatieron en la Segunda Guerra Mundial, junto con sus familiares y allegados, desfilaron hoy por el centro de Jerusalén para conmemorar el septuagésimo aniversario de la victoria aliada sobre la Alemania nazi.

Ataviados con los uniformes militares, boinas partisanas y luciendo condecoraciones en el pecho, los octogenarios y nonagenarios exsoldados, algunos ayudados de bastones o apoyados en sus hijos o nietos, participaron con orgullo en un emotivo desfile que cada año les rinde homenaje.

Banderas de las potencias aliadas en la gran contienda mundial e insignias del Ejército Rojo y de movimientos que desempeñaron un papel crucial en las exrepúblicas soviéticas desfilaron junto a una banda militar que les hizo revivir la guerra pero también su fin con la victoria aliada.

"Recuerdo los primeros años de la guerra. Sentí mucho miedo pero fueron emocionantes al mismo tiempo. Hoy es un gran día, me siento estupendo", dijo a Efe Moshé Shvuluvsky, de 85 años, que lucía el uniforme de marino de la armada rusa, con la que combatió en el Mar Negro.

Los veteranos y sus allegados, algunos de los cuales portaban retratos y fotos de los que ya no están, fueron vitoreados por los numerosos curiosos y familiares que saludaban la comitiva.

"¡Enhorabuena!", "¡Gracias!", "¡Spasiva!" y "¡Tenéis todo nuestro respeto!", fueron algunos de los gritos con que los asistentes lanzaban a los antiguos combatientes, en su mayoría originarios de la antigua URSS, de donde proceden un millón y medio de israelíes.

Claude Tarobi, nacido en 1923 en Argelia, explicó a Efe que se sumó a las Fuerzas Francesas Libres que participó en la liberación de Holanda.

Agarrado al brazo de su nieto, vestido con uniforme militar israelí, Tarobi dijo sentir "mucha emoción" por encontrarse en medio de los combatientes "pero estoy aún mucho más emocionado por tener aquí a mi pequeño Ariel, la nueva generación".

"Estuve luchando con los paracaidistas. Formé parte de los primeros paracaidistas ingleses. Fue en Inglaterra donde aprendí a combatir y realizar operaciones de guerra", rememoró.

El desfile tuvo como colofón un acto en el que se recordó la labor de estos veteranos que hoy recordaron el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y en el que intervino la ministra de Inmigración y Absorción Sofa Landver, nacida en San Petersburgo.